A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 19 de mayo de 2007

AlgunaS veceS.



Tanto tiempo sin poderme asomar

a las dulces ventanas de tus ojos,

lo hago ahora y en cada letra,

en cada palabra de este silencio

de mi callada boca te saboreo.

A veces me siento

como un muro inmenso

con palabras que callan,

me alejo del recuerdo y

me voy empapada de olvido.

Todo en silencio,

el tiempo se detiene

el sentido crece,

caminando sobre el tiempo

que nos tiene y nos detiene.

Y me voy con mis dudas,

la noche en su silencio

me abraza y

me estremece,

mi cielo estrellado se quebranta.

Me abriga tu alma

lejana, enamorada

y mi cuerpo, donde tu piel,

tatuó una lagrima en escala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.