A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 12 de mayo de 2007

GriTo.


Grito, en la mañana, grito
en la noche grito, y grito sin parar,
alguien me escuchará.
En medio del mar grito,
entre los árboles, grito
suena en el universo, alto,
a la vida toda,
al sentimiento
en los légamos y el cielo
al niño, al abuelo
al enamorado, grito
mojada de rocío
en el pálido loto del olvido,
en medio de miradas y entre las fuentes
grito...
llenando de impaciencia mi torrente.
Mi grito se abre paso en las neveras de los montes,
en la punta de las olas,
en el oro líquido de la cascada
en la bruma, que se esfuma,
y a través de su velo mirífico parece,
que la materia brutal desaparece.
Mi grito, torrente inquieto, agua tranquila
fuerza motriz en su caída,
que a todo se pliega, yo grito
grito, como Jacob, como Anacreonte,
como Xenofonte, como Job,
como Armida, como Jonás, eso es gritarle
a la vida...
lo demás es limosna de la vida.
Me oirás donde quieras
en el incierto anochecer
en la alborada rubia
en las calles desiertas,
en la luz de tu existencia,
en tu conciencia
y en la estela inmortal de tu alma,
en el recuerdo tenaz,
en los azules montes,
en la montaña,
en los hondos barrancos de pinos verdes
donde el viento grita, yo grito
sobre la encina casta
en las tierras de tomillos y de jaras
donde las mariposas dejan su aura dorada,
hasta que yo y mi grito,
partamos a otra luz más pura
a la luz del alba... grito
que no es de ayer, ni de mañana
sino de siempre, grito,
con la cabeza alta y la voz quebrada,
hasta que los rayos aún débiles del sol,
crucen solitarios la Alborada.

2 comentarios:

  1. Grita, Gritaaaaa
    así de hermoso, como tus versos con alaridos clamorosos.
    Un admirador. Este.Marcos.

    ResponderEliminar
  2. De un gorrión de las lastimadas.14 de mayo de 2007, 3:40

    Grito...

    La expresión del alma
    la esecencia de cada uno de nosotros, impregnada de sueños
    dejando huella en el paisaje, en los corazones.


    sonido de tus ojos
    palabras que se visten de sol
    entibiando los días...

    sonido de tus manos
    en vuelo de pájaros
    dejando cariciassuaves
    que caen como música
    como coros de agua refrescantes

    sonido de tu corazón
    arrulllo del mar apasible de tu espíritu...
    el grito de tu voz...
    en canto de Mujer


    Lindo y vehemente poema carolina...
    Un abrazo . José.

    ResponderEliminar

Huellas.