A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 19 de mayo de 2007

Ser Poeta lleva mucho peso.



El Poeta, rompe y rasga su verso.

El poeta verdadero, tiene mucho de rezume, escribe y canta lo que sufre, gime y grita si se espanta, si le duele si se asombra, reposa en su creencia, dice en voz alta.

A las oscuras evidencias le da crecida, te las confía, desnuda su alma en poesía, en el espanto y en la alegría, en uno mismo y lo suyo en ese quebranto de la intimidad, dándole al mundo, su gesto contemplativo, su descansar en los silencios bajo la palabra escrita y la fantasía, que todo lo magnifica.

El poeta hace que yo beba, el contenido de su vivencia y la hace mía transmitiéndome reflejo y empatía.

Pone su alma en oración y en sus manos “Su” y “Tu” corazón.
Plasma el sentir de todos en sus vocablos lastimeros, felices, sarcásticos, bellos, rimados y esperanzados, incluso amargos.

Ese es el fin del poeta, mezclarlos, desnudarlos sedientos, porque su sed, sacia la nuestra y nos llena de frescor, de generosidad, de sonrisas, de desvelos y de amor.

Amontona y deshace lo que otros hacen y no se duerme en el regazo, saca las injusticias, las pasiones, el dolor, el abuso de poder, todo lo hace trazo.

El poeta en fin, encuentra siempre un motivo en el que apoyar las palabras de un universo creativo y lo lleva a la memoria, fijando el detalle cotidiano lleno de emociones y llevándolo a la historia.

El poeta es como la tierra, salada claridad llena de rebeldía del ser, que se afirma a sí mismo y se protesta, haciendo un decir bonito de lo bello, de lo malo, de lo feo, de lo injusto, de lo falto de peso, llevándolo por énfasis o manifiesto a la constitución humana y nos desarma.

El sentir del mundo es el poeta, con su sentir en “Ti” en “Mí”, nos representa.

2 comentarios:

  1. poeta poeta a rabiar,, precioso escrito.
    Alba.

    ResponderEliminar

Huellas.