A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 22 de junio de 2007

Te Soñé


Esta noche te soñé

sentía el aroma de tu piel,

buscándome hasta el amanecer

te quise atrapar entre besos de miel

pero el aire te arrastraba

como hojas de otoño

que vuelan al caer.

Me desperté sin aliento

muerta de sed y de tus labios

quise beber.

Y bebí de mis lágrimas secas

que inundaban todo mi ser

guardándome en el alma

bajo llave lo que siento dentro de mí,

arrasando sensaciones

como lluvia de abril.

Aquí entre mis versos

se quedó atrapado lo que siento

viviendo en el silencio

el anhelo de tus besos,

suspendidos,

como luz incandescente

para ocultarse en todas mis noches,

sacudiendo mis adentros,

y estás ahí en mis sueños

palpitando mi sangre

saliendo del mar, de la nada

del aire, abriendo compuertas

que enciende mi mente

y mi alma se expande.

Intenté retenerte

acercando mis labios a tu frente

incustrando mis manos en tu espalda

pronuncié tu nombre, atravesé el aire

saboreé tu boca de manzana

y entre sueños me sentí abandonada.

Aprendí entre mis sueños a perderte

y esta mañana…

el silencio me hizo de nuevo pensarte.

1 comentario:

  1. Olas de sentimiento que brotan desde el fondo del mar de tu alma.
    No sé si es tu vivir o tan solo un relato de tu inspiración de poeta, pero llegaste y transmitiste un sentir...
    Bien por ti.

    Ricardo Felipe

    ResponderEliminar

Huellas.