A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 12 de julio de 2007

Aunque...


Aunque… mis pasos dueños de mis zapatos

me alejen de tu sombra
siempre gastarán sus suelas a tu lado

yo a tu lado, tú conmigo
aunque nunca se encuentren nuestros caminos.

Y si con zapatos de piedra

tuviera yo que caminar,

por ti correré los montes, y las praderas

aunque rotos mis pies yo tuviera que volar,

por ti volaría hasta cruzar el ancho mar.

Si muda me quedara, ya te diría

cuanto te amo de muchas maneras

y si eso me llevara siglos,

siempre me parecerá que fue hoy

o ayer mismo, mis palabras reales

con zapatos o con las alas de cualquier ave.

1 comentario:

  1. Muy bueno tu poema Gaviota, ahí le diste, de a poco te lo cargas, un saludo desde mexico poeta.
    besos desde Toluca.

    Felipe.

    ResponderEliminar

Huellas.