A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

jueves, 12 de julio de 2007

Julio.


Podría, de repente, quedarme sin nada para decir o escribir. A veces pienso que si mi boca no pudiese hablar, que si de pronto me quedara muda o que mis manos no pudiesen escribir dibujando mis sentimientos, que solo pudiera hablar con mi mirada, entonces si eso pasara, mis ojos seguro que hablarán pero de la pena tan honda, todo lo que no pudiera expresar con palabras o con letras, lo derramaría a borbotones con mis lágrimas, por eso aún me quedan muchas cosas por escribir, y a muchas personas que dedicarles mis letras, ahora he decidido escribir algo a un amigo del alma, mi querido amigo Julio.

Poesía se gesta en tu pecho

golpeando mi ventana

como si fueran besos de agua

agua mojada de anhelos

sumergiéndolo todo

como una mirada.

Mirada absorta al universo

milenaria, sincera y clara

silenciosa emisaria

con la que inundas la distancia.

Y vas como ciego

persiguiendo versos

cada día nuevos y

tu cuerpo vuelto de letras

como cáliz eterno.

Mi mente, mis ojos

surcan sueños con hambre

de realidades

bebiendo tus versos

como el astro que cae en silencio

como una gota de esencia

que se aloja en mi pecho,

así son amigo mío tus versos,

sonrisas de luciérnagas

tirando del hilo inconsútil

de la memoria.

3 comentarios:

  1. Que bello el poema para "Julio" tu amigo del alma debe estar muy feliz de inspirarte tan bellos sentimientos quien pudiera tenerte de amiga linda poeta.
    Un abrazo.
    Roberto.

    ResponderEliminar
  2. Genial, enhorabuena Gaviota y felicidades a Julio.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  3. Risueña y querida gaviota,
    Alba clara, de mis entrañas,
    Tu vuelo sutil de verso
    Acaricia mi sentimiento,
    Inunda mi entendimiento
    Floreciendo calido en mí ser.

    Cabriolas en las alboradas
    Construyes con tus palabras,
    Torbellinos de seda y amapolas,
    Oleadas de verde trigo,
    Tus plumas timoneras
    Escriben de azul marino,
    Sobre el fondo de tu mar
    Que te sirven de papiro.

    Sedosas y tiernas se forjan
    Paridas con el tul de tu alma,
    Deslizándose con delicadeza extrema
    Navegan por mis ventrículos
    Besando mi cielo azul,
    Mi noche gualda,
    Susurrándome cadenciosas
    Debajo de la almohada.

    Gaviota de pelo rubio,
    De piel de miel,
    Y ojos de albahaca.

    Amiga de lo profundo
    Hermana de la palabra
    Ondina en mi noche oscura
    Y amor que a desgarros sangra,
    Te quedo agradecido por tu bello verso
    Tu dedicatoria.
    Tu amigo del alma.

    Julio

    ResponderEliminar

Huellas.