A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 19 de julio de 2007

Ya No Sueño...


Ahora te tengo sin tenerte, no me entretengo en echarte de menos, ya no me duelen los ojos de alargar la mirada ni me duelen las manos de no palpar nada, es cierto ya no tengo el corazón alborotado en mi pecho, se nos olvido el olvidado encuentro, es suave el palpitar y no acelera mi seno, no está el amor alerta, despierto, ya no atraca allí en tu puerto, aunque me lo grite el alma y lo suplique mi cuerpo, ya no extraño de tu regazo aquél hueco…
Después mil diablos me esperaron en mis sueños, teniendo que cerrar los ojos, abrir la boca, besar tus labios… y sentiste que te extraño, ya que entraste en mis sueño, sintiéndote dueño del sueño, de mi noche y de mi cuerpo, con todos los anhelos y todos los recuerdos y el néctar de mis besos…
Y ese es tu empeño, abrazarme entre las brumas de mis sueños… y es un infierno solo ser eso.
Te cuento que te digo esto, no porque sea lo que siento; pero no te niego, que lo fue en un tiempo.
Me avasallaste el espíritu y me fue fácil matar el sueño… yo, ya no sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.