A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 19 de agosto de 2007

InmenSo.



Me es difícil acostumbrarme
A no tener tu voz,
Arrolladora y sensual
Que acariciaba mi corazón.

A veces me viene un ataque de flaqueza
Que me hace dudar,
En ese justo momento en
Que la decadencia del espíritu,
Se aprovecha de la soledad.

Intento garabatear sueños
Que tomo prestados,
A los mejores fantasmas
Del espacio, del tiempo y del pasado.

Y todo para
Tus ojos, tu sonrisa, tu corazón
O que mediante ellos,
Viajen hasta un rincón,
De tu alma y de tu amor.

Pronto si sobrevivo,
Luego ya, de soñarte y de pensar,
Duermo con la dicha
De que cada mañana,
Yo siga suspirando enamorada.

Quisiera escribirte
Algo más de mi alma
Algunas líneas más,
Que no se puedan dar,
El lujo de la nostalgia.

Los días que me faltan sin tu luz,
Son feroces y hambrientos
La espada y los rezos,
Las playas, los vientos,
Todo tiene un significado
INMENSO.

Los naranjos, el caracol,
El poema de Marzo
Y la flecha de cuarzo
Que le robé a un ángel
Y la clavé en tu regazo.

La luna de plata,
El sol de porcelana
Mis guantes de lana,
La erótica manzana,
Mi alegría nerviosa,
Mi llanto feliz
Mis versos, mis prosas.

El claro del bosque
Donde desnudaste mi cuerpo,
Mi té de limón,
Mi miedo a los espectros
Tus orgasmos más densos,
Todo…es Inmenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.