A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 23 de agosto de 2007

Todo lo Demás es Secundario...


La vida se nos escapa entre las manos, sin darnos apenas cuenta y sin poder evitarlo. Plantamos semillas en cada bosque que encontramos, pero olvidamos regar la mayoría. Consumimos cada segundo sabiendo que no va a volver, y sin embargo también lo desperdiciamos y nadie nos lo devolverá, pero puede que haya alguien dispuesto a hacer del siguiente el mejor de nuestra vida. Sólo hay que saber plantar en el bosque adecuado, en el rincón propicio, donde alumbre más la luna.

Hay demasiadas cosas que nos ocupan la mente y, en el fondo, sólo debería haber una. Todo lo demás es secundario cuando se trata de la gente que nos importa. Incluso nosotros mismos. Nuestra meta debería ser, hacer felices a los demás, y no esperar que alguien lo haga por nosotros. A veces me dejo caer de espaldas, con los ojos cerrados, sabiendo que habrá alguien para cogerme y si, me agrada ver que no me rompo contra el suelo. Entonces no importa que la vida se vaya porque esa persona se viene con nosotros y nuestra vida. Todos tenemos a alguien dispuesto a hacerlo, a alguien que dejaría todo para sujetarnos. Sólo hay que saber plantar en el bosque adecuado, en el rincón propicio, donde ilumine más la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.