A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 21 de septiembre de 2007

El Día del Alzheimer... A Mi Padre


Estuve allí en tu recuerdo hasta que los luceros cerraron de sueño tus sueños, y te robaron tus ojos de luces en el reflejo de los míos.

¿Por qué no pude ayudarte en tus frecuentes silencios?

¿Por qué no pude zarandear el vacío atroz de tu callada voz?

¿Por qué, entonces, esa tristeza desorientada, el miedo, el silencio, el abandono de ti mismo, el principio eterno que no lleva final?

Busqué entre los recuerdos todas las vivencias, para descomprimir las palabras y reconstruir aquellas que atesoraste en los tiempos en que eras joven y guapo y las canas no blanqueaban tu alma, pero tú ya eras sombra, dudas, momentos distorsionados, voces lejanas, nebulosas enmohecidas de tiempos pasados. Extraviaste la dama que podría anunciarme, con su mejor sonrisa y las manos extendidas, esa a la que llaman memoria.

Un día después de la sin voz, perdiste los zapatos de andar -andando-y tu bastón, ni sabías ya abrocharte el cinturón, pero si te quedaba aún, mis besos y mis manos, tu corazón aún llamaba al mío. Ni respirabas el mismo aire sano, de las mañanas que iba desayunando, fresas y azahares, con tu vida por delante de tu mano.

Estuviste aquí,… sabes que estuviste porque aún te brillan los ojos con brillo de lágrima y usas la garganta, pero apenas recuerdas las pocas letras de mi nombre, quizás esperas dentro de ti, despertar de nuevo, creen que no sufres, que si no te das cuenta, que ya no entiendes, pero qué sabrán ellos lo que llevas dentro en ese corazón ausente, palpita emocionado en esos momentos en que siente un aliento navegando entre mis manos, saciando líneas vacías.
La gran faena de la vida, no es la muerte, es la pérdida de las facultades que te llevan a olvidar los afectos y la identidad; que paraliza la vida del sujeto y de su alrededor.

Por una mejora a las ayudas a los enfermos de Alzheimerl y el apoyo a los familiares que los cuidan sin descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.