A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 6 de septiembre de 2007

Quizás mi CorazoN...


Quizás mi corazón

danzó en mis ojos

dándole jazmín y yerbabuena a mi rostro,

cada noche hundía sus sueños

en tu cielo por donde el alma se colaba

con bocanadas de pasión lava

y luces malvas,

en donde todo lo demás, leve, se apagaba.

Fueron mis manos escarchas de oro y plata

agarradas a mi guitarra

sonando a lágrimas,

bajando a mis labios que te besaban,

verdes de habla.

que llenaban tu silencio

de escucha y agua.

Quien oyera la campana

mientras la torre gritara,

y llenar de campanadas

el alma al alba,

sin llenar de olvidos

mi voz ausente, huella sin viento

beso de nieve.

hambre de labios, sed de ti

que nunca descansa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.