A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 4 de septiembre de 2007

Regálame...



Marca el destino

Y seguiré el sendero sin límites

Sin que me tiemblen las piernas

Tan siquiera.

Regálame el juicio

Para mi locura

Y no dejes un resquicio

Que no bañes de ternura.

Regálame la templanza

Para edificar una a una las fantasías

Donde mora el temor y la esperanza

Regálamelas que sean mías.

Regálame el viento que mece el alma

Llevándose el vestido de encaje y plata

Empújame a los sueños con mano sabia

Enséñame el sonido de la voz con que me hablas.

Regálame tus ojos mis luceros

Donde columpio mis próximas paradas

Tus guías tus te quiero

Y todas tus mañanas.

Regálame el verde de ese espejo

Que lleva reflejado el sentimiento

Regálame el iris de tu cielo

Pasión que me condena yo te espero.

Regálame tu hora

Déjamela en mi almohada

Al llegar la aurora

Que sea ella la alondra que en su vuelo

Me cure las heridas

Que yo traigo en el pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.