A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 8 de septiembre de 2007

Solicito...



Esa tristeza como una sombra, que de oscuridad pierde tu mirada, viene a mí y se clava, dolorosa, en el centro de mi alma; y explota en mi pecho la ternura. Que se despliega, como semilla que germina en primavera, incitando mi amor y mi pasión…

Colándose por los poros de mi piel, certera e insinuante se desliza y se abre camino, hasta alcanzar la llave que guarda mi corazón; líder en amores y en batallas.

Y corre por mis venas como éxtasis que le hubieran inyectado y se turba y se trastorna, tras esa hipnosis que me provocas y al que ahorrando la prudencia; quedo rendida y aturdida.

Tus manos abiertas , pintan caricias en mi cara, coloreando a borbotones, lo que mi boca luchó por callar y me acaba por turbar. Y me abro el corazón, y te regalo todo lo que dentro lleva, para que así desaparezca esa tristeza tuya que me duele hasta matar.

Y en ese instante cierro mis ojos, y sueño que soy una paloma que te trae en su boca para tu alma la paz.

Esa paloma que quiere ser, etérea y libre, sobre la alborada. Lo invisible. El todo y la nada. Desplegando sus alas con gracia y salero por todo tu cuerpo y que decide inyectarse tu sangre y naufragar eternamente por tus venas…

Yo paloma verde esperanza, quedo embozada en tu alma, desvalijándola de cualquier motita de desesperanza que nuble tu mirada. Solicito ser tu suspiro, tu aire, para entrar y salir de tu boca, solicito ser tu almohada por si alguna noche, lloras o te desbocas. Y solo quiero ser un arrullo, un guiño,una mariposa de alas rojas,un arrebato que desborde tus cinco sentidos y alivie mi corazón partido.

Queriendo también ser la ilusión que vuele en tus sueños y ser la gaviota tatuada a la izquierda de tu pecho con brillo de luna y en las noches del mayo florido levantar nuestro vuelo en el infinito… Quiero…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.