A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Paren el Mundo... que yo me bajo.

Muchos casos de racismo o xenofobia descarado e indignante han manchando esta semana, el antiguo espíritu amable de mi país.

Un “personaje” en el interior de un tren en Barcelona se lío a golpes y a patadas con una chica menor de origen ecuatoriano insultándola, entre otras cosas la intención fue clara cuando le decía inmigrante y palabrejas que no voy a repetir.

Las imágenes que ya han debido de recorrer el mundo eran indignantes, al menos a mi me produjo un revoltillo de reacciones que no podría descifrar, pero sentí vergüenza ajena, impotencia aparte de sentirme manchada como ciudadana de este país al que se le está yendo demasiadas cosas de la mano, además de estar olvidando que en el pasado, los Españoles estaban regados por el mundo, que casi somos los pioneros de la inmigración, o ¿acaso ahora miramos a otro lado?

Este bestia fue detenido y al mínimo tiempo la juez encargada del caso, le dejó en libertad sin cargos ni prisión preventiva o una pena o medida de seguridad o corrección como consecuencia, con el objetivo de asegurar los valores elementales sobre los cuales descansa la convivencia humana pacífica y el respeto a los derechos humanos.

Según la jueza, el fiscal no se encontraba en esos momentos en su puesto de trabajo y actuó ¿ de mala manera? ¿aplicó la justicia?.

Error judicial y constitucional, tanto el fiscal como la juez tenían el informe encima de la mesa ¿pasividad? ¿permisión?

En la calle hay un individuo que causa alarma social, ¿racismo puro y duro?

Qué incongruencia que precisamente estos jueces estén disputándose el máximo poder judicial y ocurran estas cosas, ¿ no se les sube el rubor al rostro?

Es alarmante que españa sea un país tan permisivo,¿ hasta cuando tanta permisión?

Pero no solo es alarmante la actuación de jueces y fiscales, sino también la de los ciudadanos, me llamó mucho la atención, más bien me alarmó, la indolencia del señor que iba sentado justo en el asiento de al lado de la menor, dicho señor no movió ni un músculo de su cuerpo, ni siquiera dobló la cara ni se removió en el asiento, eso es pasar, eso es falta de solidaridad, falta de generosidad y de piedad hacia los demás, supongo que si este señor se ve a si mismo en el tan visto video, en todas las cadenas de televisión del país, supongo digo, que se sentirá muy mal consigo mismo, también se le debe subir el rubor al rostro, como se puede pasar de un caso así? O quizá es que la gente tiene miedo de correr la misma suerte al ver la desprotección a la que estamos expuestos, ante la actitud del gobierno de lavarse las manos como la susodicha juez.

¿qué clase de poder judicial tiene este descontrolado país?

Lo más inverosímil además de que estas cosas puedan ocurrir es, la respuesta del bestia agresor “ que vale, que lo hice, pero estaba borracho, pero no me llaméis racista” ¡ Ah ajá¡, entonces te llamaremos solidario, democrático o pacifista, tú eliges no?

Y digo yo, aún estando borracho, en su inconciencia ebria de elección atacante, como tuvo lucidez para atacar a precisamente a esa menor sudamericana y no al señor que estaba al lado?, y estando tan cerca el señor, tan pegado a la chica, que rozaban incluso brazos, ¿Cómo su estado de embriaguez no le hizo fallar ni un milímetro la patada en el rostro del tino a su objetivo dándole al vecino?

¡ Ah claro¡ no eres racista, ni ultraderechista, ni degenerado, solo eres un pobre descentrado y traumatizado además de alentado por un gobierno permisita exagerado, que no aplica la ley, y alentado por un país aborregado.

¿No están, tampoco, los ascetas y los defensores de la esperanza y la justicia?

Una flor, fina y de despintada corola, encorvó sus pétalos pálidos y dijo con voz queda:

- Parece que el progreso está acabando con las riquezas …

- Ya no quedan alquimistas para convertir en oro lo duro de las piedras,

¿los valores morales donde se han ido?

El mundo se pone la careta razonable, y se marcha dando un portazo de lluvia y aire.

Después sutilmente nos hacen saber, que los poderosos son los indiscutibles jefes de la estirpe, los reales señores del mundo.

Y no somos capaces de resucitar las espadas, oxidadas ya de tanto encubrirlas bajo las losas de lo convenientemente correcto.

Mientras tanto nosotros buscamos la conciencia sometida de cientos de pueblos, que van derramando sus miedos por los caminos del mundo, y es que entre la pérdida de los valores morales, el terrorismo desquiciado, el maltrato a nuestro habitad, el poder desenfrenado para ver quien tiene más y mejor, nos está cegando, pero ¿qué está pasando? ¿Dónde vamos?.

atrapados en el silencio de la impotencia y el miedo, en el vacío pedagógico, en el pozo negro de la injusticia y la pobreza, bajo el poder y la riqueza de unos cuantos.

¡Ay quise, pero no pude ¡

ser, cuchillo y yunque,

aire y pañoleta,

amanecer y grito,

sendero... y no una hormiguita

entre tanto mundo de elefante,

para recoger las ansias escondidas

de todos los estantes del planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.