A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 10 de octubre de 2007

Querido silencio,


Tú me incitas

Al lugar donde todo se mueve,

Se agita, se muda y se altera,

Escribes en mi piel

Sin tinta ni palabras, no pongo resistencia,

Es mi sed, es la sal del agua

Que no me sacia,

Tu mudez me levanta.

Probamos a saciarnos,

A fundirnos, a entregarnos

Mientras me abrazas,

Buscando signos para definirnos,

Te haces lenguaje para delatarme,

Mientras más grande eres,

Más me proteges,

Y acudo de nuevo

Al espectáculo de hablarnos

En silencio, escribiendo

Por fuera y por dentro.

Entonces mi pluma

Como héroe de acero,

Se va abriendo regueros

Dejando orgullosa su yelmo,

Rotundo, dispuesto…

Y las letras se blanden en mi cuerpo,

Como un noble caballero por encima de todo,

Del mundo, y de mi escudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.