A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

viernes, 30 de noviembre de 2007

La Culpa.


Yo solo te busqué de poeta… y

No inventé la magia

Aquél día,

En que vi como a ti

Las alas te crecían,

Mientras mermaban las mías

En el corazón ahíto de melancolía.

Tus poemas marcaron tu rastro,

Y al mirar su tristeza

Fueron espejos

De mis recuerdos,

Tu dolor se mezcló con el mío.

Yo no quise soñar,

Ni buscaba ternura en mi vida,

Ni apagar la sed ni el hambre

De tu soledad con la mía.

Yo no quise volar,

Ni soltar el hilo de mi fantasía,

Ni marcar tus labios

Con la boca mía.

Yo no quise quererte,

Ni hacer de tu ausencia

Una letanía,

Solo soy un poema

Anónimo de rebeldía.

Yo no tuve la culpa ese día,

Pero la llevo pegada al costado.

Me duelen los besos,

Que nunca me has dado.

A Partes Iguales



Una vez fui errante gaviota,

Hasta que un sol ardiente

Se fundió en mi frente,

Quemándome las alas.

Entonces perdí la noche

Y se fue el sueño

Entre mis manos,

Tratando de recomponer

El tiempo de arena

Derramado.

Se pararon los instantes

En que el reloj,

Puso fronteras al sueño

Y me atrapó el desvelo

Haciéndome esclava,

Del anhelo

De ser gaviota sobre tu cuerpo.

Alguien fue mucho

Para que yo libre gaviota,

Ahora sea:

Cárcel, ceguera, frontera

Y muro.

¡Qué desvarío ¡

ya no ando por los aires,

que unos ojos como sables,

abren surcos en mi sangre

para dejarlos vacío.

¡esto debería ser inconfesable¡

pero confieso que ya soy,

mujer y ave

a partes iguales,

una blindada amante

y la otra…

libre y errante.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Yo, mi Batalla.

Sin ti,

sentí que perdimos la mirada,

que tu pensamiento y el mío

ya no fusionaban,

y me fui

por donde las almas

ya no andan

oyendo

en un eco la última campanada,

y me fui,

quebrando el horizonte

línea donde duermen los sueños

que escribo en el aire,

tristeza en la madrugada,

de tierra amarilla y grana,

recodo de la distancia,

desembocadura de mi palabra,

abierta de esperanza,

línea donde todo empieza

y todo acaba

como viento que se arrastra,

quizá fueron las palabras

las que ya se marcharan,

como sombra que se acaba,

y sequía en la tierra de agua,

y andaré como infinito

que se abre,

sobre el horizonte de la tarde,

sola,

y seré de mi alma,

yo la batalla.

Entre Todos.


25 de Noviembre.

Día Internacional de la violencia

contra la MUJER.

Cuando el Amor Mata.


Por Hoy y Siempre en contra del Maltrato en todas sus formas.

Día de la Mujer maltratada.


Soy Carmela…

Posiblemente te preguntaras

Porque te escribo al penal

Quizás porque te tuve

Un amor descomunal

Que ahora ya desde la otra vida

Te intento recordar.

No sé Manuel…

Como me aferré a ti

Tanto tiempo…

Quizás por ese sentimiento

Que te deja el pasar de los años

Y te hace tanto daño.

Soy Carmela, si Carmela

Que con mucho orgullo

Y poco tacto…

Me aferré a mi amor

Que no fue al tuyo.

Porque palizas

Moratones, huesos rotos

Heridas que no cicatrizan

Siguen en el cuerpo de Carmela

Que fue un despojo

Golpeada a tu antojo.

Pobre Carmela…

Planchó el mantel

Que colocó sobre la mesa

Junto a unas velas

Cortó flores frescas

Y esperó…esperó a Manuel

Con el corazón y las manos

Prendidas de aquel mantel.

Llegó muy tarde

Bebido y enfadado

Y Carmela esperando

Entre velas encendidas

Aguardando eternamente

Quedó flotando.

Estaba bebido

Se equivocó…

Y a Carmela pidió perdón

Lloraba como un niño

Excusas, Manuel, que ella repetía

Por amor y casi sin vida.

Después de todo Carmela

Solo podía ver en ti Manuel

Aquél joven apuesto

Del que se enamoró un día

Aquella tarde de primavera…

Pobre Carmela.

Y aunque la dejaste herida

No puede odiarte

Pero su corazón quedó lisiado

Quebrado y encogido

De tanta lágrima escondida.

Carmela ya se ha marchado Manuel

Ya no puede verte como antes
Pero le duele Manuel, le duele ya

Eternamente.

A trocitos cada día

Le fuiste comiendo la vida

Y Carmela ya…

No encuentra otra salida.

Ahora camina por un sendero

Echo de pies descalzos

Sin mirar atrás…

Herida pero sin dolor

Y en paz.

Manuel solo te queda rezar

Y recordar a Carmela

En ese penal

Si algún resto en tu corazón

Quedó de ella.

Quizás esto no parezca

Un poema de amor

Pero lo es…

Ese amor que tantas mujeres

Sacrificaron…

Carmela, teresa, María, Isabel…

A manos de algún Manuel.


Que tristeza

Si me pierdo en tu memoria,

¡Qué alegría aunque perdido

Si de ella no me borras¡

Manuel.

sábado, 24 de noviembre de 2007

NO

No, no has sido estrella fugaz,

aunque igual luzcas.

Eres sol que,

aunque cada tarde se marcha,

vuelve todas las mañanas

a encender el Alba.

@ Manuel

viernes, 23 de noviembre de 2007

Esta Mañana...


Esta mañana aparecí enrollada,

arrullada,

sostenida en tu cuerpo,

cálida de aliento,

recostada en el borde

de tu boca,

endulzando besos,

amoldada a tu espalda,

recogida de muslos

y de hombros,

acurrucada.

Tus manos danzando

en la marea líquida de mi cuerpo,

esculpiendo,

con tus dedos, presionando,

resbalando, hurgando,

marcando todas las cotas,

ajustado a mis senos,

creando mi forma.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Es Como...


No son solo palabras

Cuando escribo mis versos,

Son abrazos,

Son besos,

Ni solo son tropiezos

Cuando caigo

Y me duelo,

Ni es solo pena

Cuando escribo tristeza,

No es solo eso,

es como cuando digo agua

y se me quita la sed,

aunque no la bebo,

es como esa salida de emergencia

por la que voy,

derramando mi esencia,

que pasa y deja su estela,

abriendo el corazón,

y apalabran(dolo).

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Ser.

Quiero ser siempre, al menos como ahora, sin que me anulen las arrugas, a no ser que sean las del alma.

Algún día conseguir andar derecha y firme encima de los tacones más alto que jamás me hubiera puesto, para así, llegar a la altura donde muchos se colocan y también andar descalza, andar a ras del suelo de los otros sin que me tiemblen las piernas, alturas y bajezas…

Y sobre todo, no quiero perder la capacidad de mi razón, y mucho menos la dignidad e identidad, aunque pueda de vez en cuando, perderme en las razones de alguien, quiero seguir disfrutando al menos de las cosas más importantes que tengo, mis ojos para mirar los atardeceres de sangre y oro, mi facilidad de escribirle a todo, saborear las pequeñas cosas que montan la vida y compartirlo, dormir sobre mis sueños, despertar sobre la vida, poder decir te quiero y sentir como me quieren.

Tener y conservar algo de tiempo para leer y escribir lo que nunca haya podido, y sobre todas las cosas… aprender. Quiero poder con las esperas, con el miedo, ser valiente y ser capaz, morder con alguien un sueño y empacharme de amor y de cariños.

Pero también quiero llenarme las manos de nada, vaciar el mar de mis ojos si es necesario, mirar de frente y escribir poemas, aunque solo tengan remitente.

Quiero ser amante, artista, contar y versas historias, inventar, improvisar, sorprender, jugar a los barquitos, pintar soles y lunas y estrellas sobre mis sábanas y que se calquen en el lienzo firme de tu espalda, quiero ser rica en sonrisas, al menos considerarme rica con solo lo que poseo, para valorar lo que tengo y lo que la vida me ha dado, quiero si es preciso morir antes que el tiempo se ensañe y no me deje ser libre para valerme, por aquello de la impotencia de una misma y de la carga a los demás.

Quiero dar sin que me pidan, recibir agradecida, sin cumplidos, ni obliga-mientos, quiero volar sin tener alas, trasladarme de cualquier manera, con mi cuerpo o con mi mente, quiero de vez en cuando perderme, de muchas maneras, perderme buscando la paz o perderme en la guerra por causas buenas, perderme aunque sea también por ese espacio mínimo que separa mi piel de otra piel.

Quiero ser, sin dejar de ser “Ser”.

Al Aire y en Silencio.

Te observo , a cal y a canto

de ojos abiertos,

absortos, quietos…

imagino con calma

las puertas de tus horas,

exprimiendo el caudal

de tu fantasía,

bañada en soledad

y en el humo de tu cuerpo.

Tu frente posada

en la trampa de tu mente,

y al anhelo de tu pecho,

esperando en el tiempo.

Si no cerraras y abrieras

tanto ese pecho,

como las puertas que abre y cierra

el viento en la tormenta,

quizás me hubiera ido para siempre,

pero aquí me tienes,

subyugando el aire,

buscando signos para definirnos

y desamarnos en su silencio.

martes, 20 de noviembre de 2007

No tengo nada.

No tengo nada para ofrecerte,

Si acaso un lunar en mis labios,

Un adiós tras otro,

Una charla cualquiera

En la noche bajo el cielo.

Y de nuevo al trabajo

A la casa,

Al olvido

Un lecho que no es contigo

Un espejo desnudo,

Una orilla sin mejilla,

Y esta mentira,

De decirte que ya no te quiero.

No sé en que calendario

Se miran los días,

Ni sé que paredes me encierran

Tampoco tengo la respuesta,

Ni tengo la mano

Que suba por tu espalda,

Como una caricia,

Pero tengo agujas que miden

El tiempo de la ausencia,

No llevo bolsillos en mi vestido

Para guardarte la luna,

Ni planté un árbol para cobijarme debajo

Dibujando sueños…

Ni conozco un duende que me lleve

Al laberinto del sin sentido,

No tengo nada, ves, pero si llevo la magia

Pegada a los pasos de mis sandalias,

También tengo una ventana

Que siempre está abierta

para abandonar mi mirada,

por decirte, no tengo ni aire,

que ni siquiera respiro,

por no delatarme,

tengo una daga de miedo,

un corazón sin puertas

y un alma ladrona de sueños,

tengo que decirlo,

que remedio,

nada tengo, si hasta en mis pasos,

se me derrama el tiempo,

no quiero engañarte,

ni siquiera soy dueña de mi aire

no me pidas, que no puedo darte,

solo doy mi sonrisa a la luna

esa luna que me ve

correr de tu lado,

hiriendo la noche,

si hasta la tristeza se me hace grande…

esa que se deshace al aire

y viene a delatarme,

lo que yo tengo es mío,

algo que no puedo darte,

ese deseo incontrolable

que con su dedo firme me acusa

deseándote…

mientras tú,

tan lejos, me pides,

lo que no tengo.

Mirándo al Sol.

Al mediodía, Andalucía sin viento, está como detenida en el tiempo; el paisaje entero es el éxtasis de sol, se me caen de entre los dedos las rimas para pegarle eternidad a sus paisajes, llenos de llanto quebrado en el recuerdo de su historia,de su boca sin esperanza y su voz rota de flamenco a modo de queja y de lamento.

La cara a veces seca y otras verde del paisaje, es una loma suave, como una mejilla humana, y el río que hiere la noche con su pulso inaplicado, pareciera las lágrimas que antaño andaluces han llorado, refrescando el brocado quemante de los diurnos 40 grados, en ese silencio de su fondo, se hacen ahora silencio mis ojos entrando en mí y enredando a mi corazón, la mar que me rodea, me va cantando, verde que te quiero verde, verde agua de los mares, verde de los olivares, verde, verde… en mis ojos se va quedando, los cerros, los frutos, los pueblos, los campos, esa maravilla que al pasar vas entregando…

Una hierbabuena que aroma los pucheros, un azahar de olor en el pañuelo y por el cielo explosiones de jazmín y de romero, y de sol y sal el pecho lleno.

Tu cara como una loma de color miel, con sus pestañas de jara y tomillo y tus ojos verdes de destellos dorados a cebada y trigo, tus mejillas rojas de fresas dulces y chillonas, tu vientre de encina y de bellotas, y llenos de gritos de arte pa protestarte... los surcos que la pena cava en los extremos de tu boca y tus orejas abandonadas, sordas, como el lagarto verde que bebe el sol a la hora de la siesta, y la juncia, y los naranjos y los almendros florecidos blancos… y la sombra triste que cae sobre los campos, de sudores llenos y de fandangos y entre los pechos un mar... tan ancho.

Camino sobre tu cuerpo, con los ojos bajos sobre tus párpados recogiendo la belleza y el peso de tu tierra, como el agua que se bebe a flor de labios para quedarse en mis ojos abiertos, de ti... empachados.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Si me prometes.

¿Qué será de ti,

sin mis manos

pedacitos de albahaca,

corazones de azahar

labios de jazmín

tactos de alelí

Qué harás tú sin mi?

Te acostumbrarás a estar

Ya sin mi voz,

Sin mi mirada

En tu corazón,

Perdido al alba,

¿Velará tu alma dormida

Entre los brazos del ocaso

Esperando de nuevo

Mis manos?

Para que te perfumen

La piel de naranjo,

De romero y nardo,

Volverán mis manos

Como las oscuras golondrinas

A rozar tu piel , si me prometes

Que seré todo en tu alma,

Reposo que elimina la distancia,

Que solo yo lo lleno todo

Y tu corazón me abraza.

Para qué tantas letras.

A veces me siento perdida como si me tiraran de la piel y desnuda me dejaran, como si no me sonara el corazón y se me escapara el aliento de tanto escribirlo, me exprimo de casi todo lo que siento, y menos mal que no todo lo cuento.

Es entonces cuando quiero irme y dejar la pluma que descanse un tiempecito, y correr a esconderme bajo las alas o volar con ellas para más tarde encontrar nuevos temas, pero al final siempre termino escribiendo casi, casi todo lo que siento, para plasmar mi asombro en miles de letras, que no me conformo con cientos.

Otras veces también pienso que ante tanto que pasa en el mundo, tanto desvarío, tanto infortunio y tanta injusticia, no sé para qué sirven las letras, si a la voz del poeta no se la oye en la tierra.

sábado, 17 de noviembre de 2007

Cerquita.


Supiste disfrazarte de caricia,

y sacudir mi fibra adormecida

abrazada por el viento

tanto tiempo,

ya no me importa que sea

la noche de invierno

o sea la de verano,

si la deje fuera o está aún dentro,

pero he cerrado las heridas

con mis manos,

y aquí estamos,

desfalleciendo (nos)

te miro y te confieso,

que te como con los ojos,

y te miro con los labios,

seguro, seguro que me pierdo,

y me quiero quedar para el resto,

dormida entre tus brazos

y tú mis sueños velando,

no importa si muero

en este momento,

me quiero quedar aquí,

cerquita de tu cuerpo.

Aún...


Murieron tus palabras,

sé que tu ida fue involuntaria, lo sé, pero la verdad tan ruidosa mutila mariposas y yo entonces, no era pantera, solo mariposa y aún no del todo gaviota, porque mi única libertad eras tú.

A veces te extraño, y ya no digo siempre, porque ha pasado tanto tiempo, que me dio tiempo a crecer y a curar alguna herida, aunque aún quedan estrías que cuando vienen malos tiempos, me sacude y refresca la cicatriz ya de por vida, que tus besos me recuerdan.

A veces también me trasmites la mitad de viejas sensaciones desde algún ajeno lugar que no puedo descifrar, la otra mitad la escribo, aunque preferiría contártela pero no puedo decirte, mejor ven tú, sería absurdo.

Yo te prometí mi amor, pero no la vida ni tu suerte, ni nada que no dependiera de mí y ya ves, quizás si lo hubiera hecho, quien sabe, ya me lo he preguntado muchas veces y nunca llego a ninguna parte, yo no tenía el cielo en mis manos para ponerte a salvo, pero hasta he pensado que podría haberlo intentado, aunque si, te llevaste todas mis estrellas para que te puedan alumbrar, por si en ese sitio tienes oscuridad.

Tú nunca me diste más tiempo ni menos dolor, claro que tampoco tú lo tuviste, todo se te agotó y por eso me produjiste más dolor, no te prometí poder con todo, pero todo me lo quedé para mi, aguanté, porque no me quedó otro remedio aunque te confieso que hubo momentos que no quería aguantar, quizá tu fuerza desde algún distinto lugar me ayudaba, cada día del agua de mis ojos nacían más mares inundándolo todo, casas, cosas, gente y yo.

Ahora ya aprendí a quitarme todos los puñales, y ya no digo que la vida no sea un lugar hermoso sin ti, como lo decía antes, o que te iba a esperar por si en otra vida… no, ya no, pero, si cumplo lo que aquél día te prometí, quererte y pensarte, siempre, siempre.

Me pregunto donde estará la gente que ya no está aquí, que estarán haciendo, y si se han llevado consigo las cosas que siempre quisieron, la luz, el sol, el mar, el calor, el amor...

No creas que todo es ya sereno y normal, que va, en la ventana de mis sueños, aún la luna se derrama y crece y se diluye como un adiós…la lluvia aún de vez en cuando gime tras las ventanas de mis pestañas y tu imagen es aún un espejo en mi recuerdo, ya sin prisa, ya sin miedo, a lo mejor tú, también habitas la soledad que yo conservo, no te culpo, claro que no, como iba a hacerlo, pero dueles cuando te pienso.

No te vayas

Hoy me mandaron un mensaje,

me acusaron de traición,

que me fui sin haberme

antes parado, veloz

y sin compasión,

¡qué culpa tendré yo,

de tener ojos de flor

que solo mira hacia el sol¡

abrí la boca y dije adiós

dejándote sin aire el corazón

tuyo es, mío no,

luego la ternura se ha asomado

cuando al paso,

las últimas palabras del mensaje,

en la retina se han quedado,

“ no te vayas”

mientras deshacías los nudos

de tu garganta,

y dejabas intacto el corazón

en los surcos que dejaron mis pisadas.

Y así

Escribo y así,

no me ahogo cada día,

como si el aire fuera

palabras que inhalo y exhalo

en agonía,

escribo y así,

dejo sembrado mi miedo,

y hago recortables en el tiempo,

los recuerdos,

a veces escribo con ahínco

y con mesura,

para no perder el equilibrio

y volverme loca de cordura,

escribo y escribo

para ocupar algunos sitios,

llenos de vacíos,

escribo y así a todo lo muerto

con mi pluma resucito,

así todo lo escrito,

pena y sonrisa,

se muere con menos prisa,

escribo y así dejo tu nombre

en mi eterno calendario,

escribo y parece

que la magia anda cerca

de mis manos

y así todo se agranda,

¡ es tan pequeño

lo que no dura nada¡

escribo para poner letra,

al tiempo y al olvido,

y a la indiferencia,

la palabra escrita

hace grande la nada y asienta

lo que sin remedio pasa mañana.

Escribo, escribo, por terapia

y sucedáneo y para recuperar,

lo que no deseo pasado,

enredando recuerdos

en la tinta de mis manos.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Cuantas cosas.

Cuantas cosas podrías descubrir

al enredar tus ojos en mi pelo

y cuantas te diría si pones tu mano

en mi pecho,

se te quebraría la voz

como se quiebra el corazón

cuando los latidos

se hacen golpes de amor,

uniendo labios en un beso,

como las flores se abren

por vez primera,

sacando aliento de la tierra,

bañadas de rocío y

vestidas de sol o luna nueva,

cuántas cosas te diría,

antes que doble el tiempo

las esquinas,

y se me pase la vida.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Voz contra los Dictadores_ Libertad de Expresión.

Impresentable, entre otras cosas lo que se le podría llamar al individuo primate que gobierna Venezuela, no merece ser ni presidente de ese país amigo, ni siquiera llamársele por su nombre.

Descalificó en lo personal al jefe del estado Español, amenazó con lo que puede ocurrir en la próxima cumbre, utilizó la manera más hiriente y burda para definir el papel de España en Iberoamérica… ¡y no pasa nada¡

Hay que apostar por la vía de la serenidad en los momentos de crisis, suavizar tensiones, apaciguar ánimos, de acuerdo, pero si el sosiego o el intento de sosiego, provoca que la otra parte se envalentone, y lleve los ataques más allá de los límites de lo tolerable hay que pensar entonces en otro tipo de respuesta, nada de bajarse los pantalones.

Lo peor de todo esto es que el pueblo venezolano no merece esto, no merece un maleducado y dictador como presidente, pero a la vista de cómo se comporta este individuo, hay que dar una respuesta más efectiva porque, en caso contrario, se irá creciendo la acémila y cada vez serán más notorias y frecuentes las faltas de respeto a España y a sus instituciones.

La democracia no es solo votar, también son valores, hábitos y prácticas de respeto a la oposición, pluralismo real y ausencia de coacción y matonismo, en España, desde que terminó el régimen franquista, todos los presidentes de gobierno, han sido elegidos democrática mente por el pueblo.

Está claro que Chavito, ya llegaba a la cumbre con una estrategia de provocación y ruptura, que de paso le servía para distraer la atención de sus dificultades internas, para reformar la constitución y seguir en el poder y para boicotear unas resoluciones al fin centradas en los problemas sociales del continente, que parece a las claras que el pretendía liberar en exclusiva con su proyecto populista encaramado sobre barriles de un petróleo cada día más cotizado.

Pero me pregunto yo... ¿porqué Venezuela es uno de los países más pobres del mundo?, pero si es uno de los que más recursos tiene, esas desigualdades que tiene, si, ya sé que viene de antes, pero Chávez ya lleva suficiente tiempo para aprovechar bien los recursos disfrutados,, ¿porquienes?... un país que tiene 15.000 gasolineras en Estados Unidos y tanto peso pretolífero, como tiene tantas chabolas y tanta pobreza... que me expliquen... asique ¿ porqué no se calla?

Por eso no se mordió la lengua, para insultar a un ex presidente de España, no fue algo impulsivo, estaba más que premeditado, además de que es un ignorante manipulador que tergiversa las cosas con su ignorancia y su mentira, el Rey no dirige la política exterior de España, Menuda y descomunal tontería, como todas sarta de tonteras que se le derramaron por la boca, debió ir con un bozal a la cumbre, mejor dicho este individuo debía llevarlo siempre, y además aprender modales y pagar con su dinero clases de educación y comportamiento, al menos para asistir a esos eventos, que no está a la altura, pues un gobernante no solo tiene el deber de mirar por su país en las cuestiones que todos sabemos, sino en dejarlo en buen lugar con su correcta actuación, seguro que nunca le miraron el currículum, por eso no pudieron leerle, Hugo Sánchez, energúmeno de la oligarquía e intolerancia, dictador que no sabe sacar la corrupción de su país, que la acrecienta privando de libertad de expresión y arrasando contra toda manifestación democrática, pero ¿como se atreve a tachar a nadie de fascista? Y mucho menos a Aznar que cualquiera que fuera su idea política, fue elegido democráticamente y ejerció su mandato aplicando el ejercicio democrático durante cuatro años dignamente Y ¿ como permiten en una cumbre así a personajes de tamaña calaña? Y ¿Cómo la presidenta de Chile que tiene la dura experiencia de otro tirano como Pinochet, fue tan blanda, tan permisiva y no le mandó ella misma a callar? Pues nada, muy bien por la voz del rey español soltando tan merecido “Porqué no te callas” olé y olé.

Sin olvidar que accedió al gobierno de su país con un golpe de estado, se quiere convertir en el Simón Bolívar de este siglo, dice que se encamina al socialismo del siglo XXI, con la ayuda de Fidel, su padrino, claro que antes fue astuto y se buscó la forma mejor posible para ganarse al pueblo, meterlo en el bote y después que salte la liebre, y fue movilizar la masa de pobres antes desatendidos ganándose así una masa popular para otros fines, blindarse en el gobierno después, como casi todos los líderes carismáticos y esa base le permite conducirse como un dictador, despreciando al resto de la población que no le es adicto, mientras él gobierna y comparece en un foro internacional como si se tratara de un corral de gallinas o un mitin electoral, ¡inaudito¡ Esta comunidad fue constituida hace 17 años con la labor de encuentros periódicos entre países hermanos con motivos de cooperación en la democracia del mundo, no puede prevalecer el espíritu reivindicativo, si es así los países que no compartan los ideales que le dieron vida en 1991, pues que se vayan.

Personajes como este pueden constituir un vil pretexto para la más ruin exhibición indecente de la opresión, queremos voces contra los dictadores.

Ningún tirano ejercitaría sus sangrientas tragicomedias si no existiese el coro de imbéciles que lo festejan, y el de cobardes que los huyen, hay que desarmar su brazo de puño en alto, hacer callar sus arrogancias y sus aullidos de impotencia.

Amores sin Destino.

¿Porqué tanta orografía,

entre tus manos y las mías?

¿porqué tanto latido

de tu corazón al mío?

¿Porqué me encuentro en tus ojos

Si no hubo encuentro ninguno?

¿Será que nuestro amor

A pesar de su latido,

Es un amor sin destino?

Ese será nuestro sino,

Un amor en el tiempo

Y la distancia

Que no ha encontrado su sitio.

Un amor sentido,

Que baila en el viento perdido,

Amores que mueven los labios despacio

¿Lo escuchas? Es el silencio.

Que va haciendo estragos,

entre tus besos y mis labios.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Hoy no te Pensaré.

Quererte me hace tan vulnerable

como un cuerpo tendido al sol,

a veces pienso o me creo yo misma

que querer es otra forma de decir adiós,

pienso en ti

y unas gotitas de agua me llueven la cara,

sonrío y me refrescan la memoria,

por aquello de que esta es siempre infiel,

a veces te traiciona o te abandona ,

y muchas otras te destroza

y se rezuma gota a gota

por todos los caminos de mi piel,

casi siempre me levanto

con el firme propósito hablado

para dentro “hoy no te pensaré”,

pero más tarde me siento cobarde

y entonces, mi memoria,

vuelve a serte fiel;

y me recuerdo las palabras

de mi adentro,

que nunca me escuché,

puede ser que mi corazón y yo,

a veces caminamos por distinto badén,

o que mi corazón ya te dibujó,

mejor que bien,

él va más deprisa de lo que yo quiero quererte,

y yo nunca tuve mala memoria,

aunque sepa que ella me pueda doler,

mientras me pongo los zapatos,

crujen algunas fibras rotas

buscando en el pasado,

y te encuentro suscrito a él

resonando tu voz en mi interior,

como un eco aquella frase

tan bonita que un día allí se quedó,

que sea la última vez,

que me dices que me quieres

y no lo puedas hacer.

Sonrío otra vez,

y te acuso de robarme las sensaciones,

de robarme los sueños,

de quererme más de lo que yo quererte quiero,

de tatuarme a versos,

y te acuso de robarme el corazón

con alevosía y premeditación,

de ponerme miguitas en el camino,

con el solo propósito de acabar en el tuyo,

ando buscando el 19 de febrero,

pasó el de agosto y ahí estás en este 19 que ya pronto vendrá,

mientras yo me pongo cada mañana los zapatos,

creyendo que, hoy no te he pensado, o mientras me muero de risa en el teclado,

sabiendo que otro día más, me he engañado.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Hoy, Aunque mañana...

Mi dirección es el camino de tus pupilas, como puntos de luz que me acercan, mirada, pecho, hombre en mi alma, infinito que la abre al relente de tus pasos, a cada paso y en cada brisa, sonrisa.

Manos que se acercan rozando de versos mis sentidos, manos que me miran, rozan y me abrazan, las tuyas, en cada hora y en cada forma, dejando huellas en mis orillas, donde siempre pude esperarte bajo la noche.

Bajo la luna que me baña con lágrimas de oro y plata, labios del habla escribiendo en mi piel sin palabras, contagiándome de amor y muriéndome en la orilla, mi corazón, solo una víscera que me estorba y me acompaña.

Algún día dejaré de buscarte en el horizonte de mi espejo, o quizá lo parta en mil pedazos, para mil veces tenerte, hoy es mi avaricia, aunque mañana posiblemente me pierda en la piel de otra caricia.

Inmensa Perversidad de Silencios.

A veces las palabras matan, suben y bajan

Dentro del alma, en cambio en esta historia,

Las que mataron fueron su falta.


Quizá fue tu palabra

la que faltó

como falta el instante

de sol en la nube

cuando llueve,

y llovió,

y no hubo paraguas

ni sol,

como antídoto

de un día gris o marrón.

Se inundó la espera

anegando el corazón,

caló mis huesos

en las orillas desiertas de palabras,

que se llevó la brisa

al océano gélido

que se levanta,

cuando la nieve

se deshace y se desplaza.

Y fue mi palabra la que asomó,

entre tanta falta,

¡auxilio, naufragio¡

que pernoctaron

en el alma del agua,

siendo clamor en la tormenta

y en mi garganta,

bebiendo de tu escarcha,

iceberg que me cabalga

de fríos versos sin palabras.

Si, quizá fueron las palabras,

las que se marcharon,

mientras yo te esperaba,

entre el atardecer del cielo

y la noche quebrada,

de puñales de agua,

dejando húmedas las madrugadas.

Y ahora, ya no es quizá,

Es verdad que es el silencio

El que habla y traspasa

Dejando mudas las almas.

viernes, 9 de noviembre de 2007

Pero si Viene...

Otro amor vendrá,

es verdad que siempre viene,

el amor es andante

y en otros rostros vuelve,

cuando uno se muere,

es la lágrima de unos ojos,

que no se detiene…

pero si viene,

no lo descuides,

que si se seca,

nunca florece

resguárdalo de las espinas,

porque ellas son la peor simiente,

no lo lastimes.

Yo siempre Puedo


Seremos reales, llamaremos a las cosas por su nombre, el cielo no fue suficiente en esta historia de pérdidas y perdidos y con los ojos cerrados y la mente dispuesta, nos abandonamos a una muerte anunciada, anunciada porque ya era una tela de araña de medidas perfectas, ya se precipitaban al vacío los hilos inconsútiles, sueltos, no era más que una historia condenada, después de todo, resultó ser tan mortal como todo lo es y enfermó como hoy enferma todo.

No fue mentira, pero ahora es bien mentira lo que se recita, hay quien se hace poeta ( si se puede llamar así a la lírica) entre las mentiras, con palabras prematuras en las bocas.

Con una simple sonrisa se renueva el laberinto, se cose y se borda el roto, y luego la herida, la brecha transparente, el engañoso pilar que sostiene la cordialidad, mientras la araña de la credulidad te paraliza.

La sangre blanca que no roja, ya no se para en los cauces marcados y la verdad al final estalla ametralladora, y asesina gaviotas, mariposas pero no panteras.

Cuando ya no se necesita el alfeizar de la ventana, para recostar el vacío, se despeina el mal humor y se vuelve de brumas la mirada.

Pero yo me visto de calma, cuando los demás se dan por vencidos, y en vez de vestir de desconcierto los aleros de mi tejado, me visto de silencio y soy la rubia marea de pan venidero, la sólida textura de la esperanza que anda descalza por mi casa, sin hacer ruido pero notándola, el hambre tostada en la era por los soles del otro día cargados de luz chillona que ciega y hace sonreír a la sonrisa más pétrea, y de la herida hago el lecho tierno para un rubor de amapolas… que a otros besos me lleva, y junto al trigo diario, compitiendo con la sombra, los girasoles…

Y ante todos los acontecimientos aunque no siempre lo haga, soy capaz y muy capaz de quedarme en el instante mágico que me lleva al horizonte amarillo del mediodía, y al abrazo de terciopelo y caracolas, a una caricia de espuma y viento y a los besos de aire y sal que me regala el extenso verde del mar mío tan cercano, el que me habita dentro.

Y respiro de nuevo ese aire abierto a la luz del cielo, mientras los árboles se doblan y la tierra se hace hueco en mis zapatos, a pesar de los pesares y de todos los malos momentos, a los que yo como siempre, fuerte y valiente en buenos convierto.

Yo, siempre puedo, porque soy valiente aunque tenga miedo, porque aunque sea la noche, está el día y porque doy vuelltas con el mundo si me mareo, yo, siempre puedo.

La Calle del Enramado.

La calle del enramado,

donde al mundo vine yo,

en la noche trece y sábado

del mes florido de Mayo,

como me huele a azahares,

a geranios y a fandango,

la calle del enramado.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Sin Calor ni Prisa.

Te quedaste al límite del fuego,

De tu fuego y mi fuego…

De nuestros fuegos,

con más silencios... que ruegos,

En su lugar, te quemas

En el desasosiego,

En ese que agonizas,

Mientras callas, me apagas en tu pecho,

Y te revuelcas en las cenizas,

Ya pisas pausado,

apagado y sin prisa.

Un Mal Estado.

Hoy tuve un golpecito de dolor, me abandonaron las fuerzas y mis brazos derrotados claudicaron en el trabajo, mil gotitas de miedo salpicaron mi rostro algo apagado y mi energía me dio un carpetazo.
De repente me sentí un desierto de nada sin frío ni calor, mi cuerpo parecía un recipiente de fondo perforado mudo y sin palabras, y mi pecho un silencio de gritos callados, fue un mal estado físico que me quemaba el aliento de impotencia, porque no hay manera de evitarlo, solo de soportarlo. Viendo como cae sobre mi rompiéndome en mil pedazos.

Hoy quise no ser.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Frágil

Tu amor es tan frágil

como la ráfaga de aire

sopla breve,

como el suave susurro del viento

en mi ventana… tan leve,

como el roce de una nube

entre mis alas.

Y breve tu aliento

como un suspiro

que se exhala,

como la estrella fugaz

captada apenas

de algún belén…

en nochebuena.

martes, 6 de noviembre de 2007

Cierre.

Cerré mi corazón,

que yacía al descubierto,

finalicé la historia

que comía mi pensamiento,

te borré de mi memoria.

No fui traicionera contigo,

traicioné a mis sentimientos,

dejé volar la esperanza

y le di vuelo a mis sueños

pero eso si, al hacerlo

guardé más que un minuto

de silencio,

tal como se hace

con lo que ha muerto.

Solo fue una decisión,

no faltó amor,

y mucho menos respeto.

No sé Tú, pero Yo...

Aquí estamos,

al final del tiempo,

que nos lleva al olvido,

ni muertos, ni vivos,

ni bebimos del vino,

ni el pan compartimos,

nada tuviste, nada he tenido,

me quedo con la certeza,

de que al final ambos elegimos,

no sé tú... pero yo,

ya he elegido,

la ausencia, el universo,

la sombra del sueño…

el olvido.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Enmarcando el Recuerdo.

Estrujé las soledades

en las aristas de mi cuerpo,

prensé entre mis manos

el deseo de los sueños,

corté la magia,

la fantasía,

y sangró la pasión

que nunca fue mía,

bailando en su agónica

congoja, la última balada

del silencio,

se hizo vieja la espera

entre los sueños

imitando caricias

en la absurda lejanía,

mi memoria ni es tuya ni es mía,

camina vacía entre tus lunas,

dejé el recuerdo

entre mis pechos

y le puse un marco de olvido

a tu retrato,

con la dedicatoria del anonimato.

domingo, 4 de noviembre de 2007

Nunca fui Poeta.

Nunca fui poeta,

a veces, solo a veces,

sé decir bonito

lo que siento,

y otras lloro en un folio

así combato la tristeza,

porque no hay mejor ataque

que un escrito

ante la pena o el olvido

ante tanto desvarío,

otras veces no encuentro inspiración

y le abro con las manos

la carne al corazón,

y grito contra el silencio

en una hoja,

sangro tinta en un papel

y la dejo correr,

mientras lloro o río

por dentro

o le saco el hueso

a los recuerdos

Nunca fui poeta,

Solo sangro en tinta

Sentimientos.

Ay que te quiero

Hierba buena pa tus manos,

y jazmines pa mi pelo

y ¡vámonos mi niño¡

a mirar a los luceros,

que allí también hay romero

para los amores buenos…

Candela ,

que no se apague la llama

de los deseos,

de esas que el amor trae

y se quedan prendidas

en los rincones del cuerpo,

calor para tus manos y

azahar pa mi pelo

besos para tus labios

de caramelo,

¡Ay que te quiero¡

mírame despacito

y en silencio,

que se pare el universo

que son para ti mis rosas

y todos mis sueños…

albahaca pa tus manos

incienso para mi cuerpo

rocío para mis besos.

¡niño cuanto te quiero¡

jueves, 1 de noviembre de 2007

Al Mirarte.

Perdóname

si al mirarte

me invade la pasión,

la impaciencia,

el arrebato,

si te robo tus labios,

si en tus ojos

me baño de luz,

si te doy un puñadito de arena,

una pizquita de sal

un cachito de mi cielo.

Perdóname

si hago que mi ilusión

no te abandone,

si mis trenzas suben a deshoras

a tus balcones.

Perdóname

si tiemblo

solo con tu recuerdo,

si mi ansia te contagia,

si te seca mi sed,

si mi hambre te mata.

Perdóname

si hago mía tu morada,

si de alegría la contagio,

si me cobijo y te arrastro,

perdóname amor,

si no pierdo tu rastro.