A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Al Aire y en Silencio.

Te observo , a cal y a canto

de ojos abiertos,

absortos, quietos…

imagino con calma

las puertas de tus horas,

exprimiendo el caudal

de tu fantasía,

bañada en soledad

y en el humo de tu cuerpo.

Tu frente posada

en la trampa de tu mente,

y al anhelo de tu pecho,

esperando en el tiempo.

Si no cerraras y abrieras

tanto ese pecho,

como las puertas que abre y cierra

el viento en la tormenta,

quizás me hubiera ido para siempre,

pero aquí me tienes,

subyugando el aire,

buscando signos para definirnos

y desamarnos en su silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.