A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 30 de noviembre de 2007

A Partes Iguales



Una vez fui errante gaviota,

Hasta que un sol ardiente

Se fundió en mi frente,

Quemándome las alas.

Entonces perdí la noche

Y se fue el sueño

Entre mis manos,

Tratando de recomponer

El tiempo de arena

Derramado.

Se pararon los instantes

En que el reloj,

Puso fronteras al sueño

Y me atrapó el desvelo

Haciéndome esclava,

Del anhelo

De ser gaviota sobre tu cuerpo.

Alguien fue mucho

Para que yo libre gaviota,

Ahora sea:

Cárcel, ceguera, frontera

Y muro.

¡Qué desvarío ¡

ya no ando por los aires,

que unos ojos como sables,

abren surcos en mi sangre

para dejarlos vacío.

¡esto debería ser inconfesable¡

pero confieso que ya soy,

mujer y ave

a partes iguales,

una blindada amante

y la otra…

libre y errante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.