A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 25 de noviembre de 2007

Yo, mi Batalla.

Sin ti,

sentí que perdimos la mirada,

que tu pensamiento y el mío

ya no fusionaban,

y me fui

por donde las almas

ya no andan

oyendo

en un eco la última campanada,

y me fui,

quebrando el horizonte

línea donde duermen los sueños

que escribo en el aire,

tristeza en la madrugada,

de tierra amarilla y grana,

recodo de la distancia,

desembocadura de mi palabra,

abierta de esperanza,

línea donde todo empieza

y todo acaba

como viento que se arrastra,

quizá fueron las palabras

las que ya se marcharan,

como sombra que se acaba,

y sequía en la tierra de agua,

y andaré como infinito

que se abre,

sobre el horizonte de la tarde,

sola,

y seré de mi alma,

yo la batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.