A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 31 de agosto de 2007

Desde Aquí...


Seguramente ahí es temprano todavía

casi nunca estoy, pero hoy si,

corrí el ardiente asfalto,

crucé la playa donde descansaba,

pisando algas y arenas,

sintiendo como el viento me vestía de tu ausencia.

Y sentí en pleno agosto frío,

ese frío que llega hasta el hueso

y se come el tuétano y luego lo vomita,

soltando soledades, llantos que ya no mojan mi cara,

ni al recuerdo ni a la soledad.

No pasa nada, en este instante, ya en este minuto

solo somos un accidente en este cielo oscuro,

mientras yo desveno alguna tristeza al recordarte,

ya es tarde para desvelar lo que hemos ocultado

eso que creció paralelo y que aún sin nacer

ya va muriendo, y ya no es tiempo de llantos.

Qué podría ocultar bajo de ti, si no me cubre nada,

por eso el frío de esta noche, el que no se irá,

aunque yo me vaya, allí donde sé que no me buscarás.

En ese mar, esos vientos, esa ausencia,

que se alargan hasta la saciedad,

allí me quedé fijada, entre los aires del cielo

que me escribiste, quizá crezca entre tus manos

y me acabe el mar esta noche

y te bese aunque acuda esa asfixia

por no encontrarte entre mis labios.

Lo que Nunca Podré...


Así te quiero aunque no lo entiendas,

aunque ninguno de los dos

pueda entenderlo,

en este alternado sueño

que nos ha separado

pero que desde el inicio

nos fundió en un mismo vuelo.

Porque mis tardes

se revisten de los susurros

que brotan de tus manos

cuando el cielo comienza a teñirse de ámbar,

porque has sido

la próxima palabra

la esperanza

el beso inmaculado de mi beso

y ese torrente

que no aguantaría nuestra piel;

así sin más

porque la distancia

la no cercanía

y nuestras ausencias

son contrarias a la espesura material

del día a día.

Porque soy

lo que no podría ser

levantada en tu mirada;

porque puedo ahora

en este instante

ser abrazo ardiente

beso

desenfreno

llanto y sexo

sin más.

Sin dejar rastro ni evidencia

sin lugar al qué dirán

por nuestra nostalgia.

Soy lo que nunca podré

y sin dañarte

a tu lado, soy como la

implacable aurora

cada vez que abras tu mirada.

La Fe...



La Fe es la espera o la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.

Fe es creer…

Pero, ¿porque la fe a medida que crecemos, que maduramos va disminuyendo?

¿Cuando meditamos y razonamos mejor, vemos la realidad y decrece?

Hay muchas clases de fe, pero si es de momento esa ilusión que te embarga, puede ser cierto aquello de:

Fe para ver

Fe para creer

Fe para actuar.

¿Hay que fomentar la fe?, ¿se imita la fe?

O ya cuando maduramos nos creemos preparados por si mismo y echamos manos de nuestras posibilidades y la dejamos a un lado… Podría ser.

Quizás la fe sea única, sea como el sol, está ahí, si me acerco al sol, sé que me dará su luz pero también asimilo que puede hacerme daño, también en ella hay que buscar un equilibrio, pensar que la fe de muchos ha de saltar no puede ser tan malo siempre como en todo hay que correr un riesgo, la fe cuesta, porque hay que pasar por pérdidas y dolores para perderla y recuperarla, la gente no tiene ya pastor, necesitamos lideres honestos, puntos de referencia, porque aunque creas en ti mismo, necesitamos creer en algo, en alguien y ella hace las veces _ algunas veces_ de pastor, cada uno tiene la suya, por eso aquello de: Hombre de poca o de mucha fe.

Corren tiempos de poca fe y reconozco que el mundo parece un rebaño descarriado sin pastor, sin ideales e indolente, ¿podremos remediarlo?

Perdonen si parezco mujer de poca Fe…

SabeS...


Sabes…

Posees las llaves del amor y de la espera

Apenas te conmueve ya el desamor,

y el dolor antiguo se ha convertido en un crucigrama

en el que existen tantos horizontales y verticales

que ni siquiera buscas las claves para resolverlo.

Estoy aquí sentada queriendo salir corriendo

y sin hacer nada, pero me voy.

He entendido que ya comienzo otra vez como aire ausente,

alejándome de todo como casi fuese transparente,

eliminando cada momento que nos trajo el amor

como si nunca hubieras pasado.

Quizás lluevan otoños en mis pasos cubiertos de flores

que sin ti se van marchitando de frío y verde,

pero me voy y llueve…

El arco de mis ojos va apagando luces

en el claro oscuro de tu silueta mientras me alejo.

Un silencio de lunas me sube a la garganta

mientras llora el delirio de la noche,

llueve y no quiero darte soles

en los antiguos cortados de vientos y mares

que abrazan los nidos de las gaviotas.

Recorro las avenidas de sueños y planes

y un viento fresco va barriendo caricias lejanas

como una letanía que salpica la voz…

vuelve …(me dices)

déjame darte la luz que recorre tu pelo

iluminando caricias y sorpresas.

Pero yo no pude oírla

un aire ausente en este momento me deja dormida.

No sé si aún te quedan colores y la verdad de las palabras,

no sé si tienes magias escondidas en el desván de los deseos

como tampoco aún he descubierto de qué color vistes

las soledades,

Como tampoco sé si llevas en los bolsillos

mariposas sin nombre volando sobre las primaveras fugaces

o si son tus brazos soportes para sopesar las mañanas sin luz,

o si pones alas para navegar sin viento

y sueños y nubes y oleadas de ilusiones,

no lo sé aún, pero no lo sabré,

el miedo no me dejará verlo,

conozco el sonido vibrante de todos los misterios

y aprendí a presagiar azares en medio de las tormentas

y tu, eres un misterio, un presagio para mí

como un aire que corta mis labios,

no puedo aplacar el fuego de tus ojos

siempre traspasando los míos ,

me voy porque el miedo ha arrancado mi huida
y ya reservo mi corazón que acusa su fragilidad sin medida.

jueves, 30 de agosto de 2007

Si Pudiera...


Si pudiera quemarme en tus espacios,

en tus labios de fuego

consumir mis deseos,

si el olor de tu cuerpo impregnase el mío…

y golpearan tus manos

con caricias mis sueños,

si en el lento susurro de la noche

sintiera tus besos,

el latir de tu pecho,

subiendo a tu piel,

por solo un momento

tan solo, tan nuestro.

si pudiera subir un instante a tu mirada,

y dejarme dormir

con la sombra del mundo a mis espaldas…

encarcelada en tus brazos

intangibles en ansias… si pudiera…

Sensaciones...


Sólo podrás conocer la fuerza de un viento tratando de caminar contra él, no dejándote llevar.

Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás.

El mal no está en la boca del hombre sino en lo que sale de ella.

La lengua también es fuego, a veces es tinte que mancha el alma y se quedan sus restos, por eso si vas a decir algo por decir y dañar es mejor guardar silencio, ya sabes, el silencio es la primera piedra del templo.

Cuando se ama uno piensa: Importante es mi corazón porque me hace existir, pero más importante es el corazón al que amo porque es ese el que me hace vivir, latir.

Cuantas personas han dicho y han sentido por dentro esas palabras hechas sensaciones:” Destrocé la bombilla que me iluminaba… sin darme cuenta de que derramaba la luz de mi vida, ahora estoy a oscuras”

La Culpa Es...


La culpa es… la culpa de tener un corazón, esa bomba en el pecho que te late, donde la mano del sueño, mece la voz del canto, corazón grande, corazón mío, que llevas volando tus notas bajo los vientos y que destilas tu esencia en el silencio.

Hay en cada corazón una pequeña canción, que navega en los oídos llevando su propio son, y no hay música más dulce y nunca sabe tan buena la sal como oírla en los adentros y con ella en soledad, son como latidos que a veces se usan para usar la cabeza.

¿Quién no escribió algún latido de su propio corazón?

Quién no dijo que hay corazones que ayudan sin pedir nada a cambio y que por su nobleza encuentran el progreso a diario…

O que nada pesa tanto como el corazón cuando está cansado…

Ese corazón que está en paz y ve una fiesta en todos los lados…

y quién no sintió bajo el agua los latidos de su corazón, produciendo círculos en la superficie…

Y quién no pensó que el problema del hombre no está en las bombas, sino en su corazón…

A un gran corazón ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa…

También pensamos que en la vida se producen momentos inigualables, de plenitud inconmensurable que no pueden ser explicados por los símbolos conocidos como palabras, que solo pueden ser pronunciados o entendidos con el lenguaje inaudible del corazón…

y quién no sabe que el que tiene un buen corazón nunca es estúpido…

y que a medida que las arterias se endurecen, el corazón se ablanda…

y que solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos…

Y que en él hay muchas cavidades que desconocemos hasta que el dolor nos las descubre…

Cuando mi mente me dice que me calle, que me rinda, mi corazón me grita, y lo que hoy siente mi corazón, mañana lo entenderá mi cabeza…

Así que educar la mente sin educar mi corazón, no es educar…

La culpa es… la culpa de tener un corazón… que late dentro del pecho,,,

Y aunque mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando…

Mi corazón

Se crece, se incendia,

se despeña, y adolece,

se ahoga en gozos

de amor, de luz, de plenitud

se destapa y se despliega.

Si no lo sientes,

busca dentro de ti,

no lo aligeres

como si fuera,

un vacío, que no recuerdas,

Corazón mío, tú que me alientas.

miércoles, 29 de agosto de 2007

En la Luna...


Esta noche voy a montar guardia en la luna

No sé como llegaré hasta ella ¡Está tan lejos!
pero haré una cosa, miraré tus ojos,

son ellos por los que cometo locuras


Desde allí subiré a las estrellas.

En tu mirada seré un lucero de dulzura,
me tostaré en el sol de tus pupilas bellas
y llevaré cometas de luz eterna.

Tus ojos son la puerta al universo,
la ventana de luz que aleja la penumbra
y todo el espacio negro se hará luna,
Yo haré un jardín de rosas frescas y tallos tiernos.


Rojas, amarillas, azules y blancas de ternura,
Con los verdes tejeremos el mar,
Con la luz haré las playas de arenas puras,
con los demás colores te haré una cueva

con muros de cristal y de claveles.

Tú serás el viento, te volverás cometa enamorado,
y yo seré mariposa en las amapolas de tus manos,
Y el cielo será una luna de ternura para amarnos.

EnseñanzaS...



AutoR Ricardo Felipe... Mi buen amigo


...La mañana le enseñó a la noche a esperar su momento,
la noche le enseñó a la mañana que siempre se amanece,
yo nací sin saber qué aprender,
sin embargo moriré, algún día, habiendo aprendido a quererte.

La luna le enseñó al mar lo que significa un encuentro,
el mar le enseñó a la luna que es su único amigo en el tiempo,
tú te declaras mi amiga,
yo me declaro tu tiempo.

La flor le enseñó a la esperanza que, a pesar de todo, no morirá mi sonrisa,
la esperanza le enseñó a la flor que nunca muere un verdadero amor,
tú me enseñaste a tener esperanza,
yo te regalé un día una flor.

Para terminar:
Un día tú me enseñaste a cabalgar en el silencio,
el silencio me enseñó que tú me esperas al final del sendero,
el sendero me enseñó a conocer mi sentencia,
mi sentencia me enseñó a conquistar tu inocencia.

Y la Musa Amigo Ricardo le dío al Poeta la llave del sentimiento

y también la de los sueños.


DECRETO DE AMOR

Autor Ricardo Felipe.

Considerando: Que tu nombre quedó incompleto cuando en el paso del tiempo, fuiste perdiéndolo a causa del desamor:


Se decreta: Añadirle parte de mi futuro a tu vida y hacer expandir tu nombre, para borrar esas heridas que te arrastran.
Considerando: Que has pretendido secar tu jardín y hacer que las aves se queden sin nido porque ya no quieres escuchar el canto por temor a recordar algo:

Se decreta: El fin de tu agonía y la captura de un beso perdido, a fin de endosarle mis intenciones, que no son otras que las de iluminarte el sendero.
Considerando: Que una mujer como tú ha sido encontrada por un hombre como yo, uno que no sabe donde dejó su mirada porque dice que ya no le sirven sus ojos, que no sabe lo que significa latido porque afirma haberle dado cristiana sepultura a su corazón:
Se decreta: Nombrarte salvadora de mis entrañas, cirujana de mi cordura, timonel de la barca que sigue la ruta del sentir, un mar que prestó su vientre para que consiga la inmensidad.
Considerando: Que ambos venimos de conocer lo que significa caer, de bañarnos de tristeza porque algo nos sucedió, de querer terminar todo de una vez porque una vez alguien nos quiso terminar todo:
Se decreta: Tomarnos de la mano, abrir los ojos, amarrar nuestras miradas, unirnos en un beso, tomar el tren, sentarnos en silencio, inundarnos de una nueva sonrisa y mirar por la ventana como se aleja la tristeza, mientras se va acercando nuestra posibilidad.

Regístrese y comuníquese, bajo la estricta supervisión del reino del amor.

martes, 28 de agosto de 2007

Antonio Puerta.



Sevilla suspira toda por la inquietud que la llena, por todo el aire se escucha la pena que se eleva hasta los cielos, y en el cielo azul se mezclan con las lágrimas de asombro de ojos que te contemplan. Una lluvia de lamentos y de llantos que no cesan, de una impotencia de brazos con unas manos que tiemblan. Palomas surcan el aire donde cada domingo los vítores vuelan, una lágrima de todos moja las escaleras, atravesando el estadio y la amargura que espera. Todos tus compañeros y el pueblo te vela, solo mirarles las caras, el corazón se acelera y una irresistible lágrima hasta nuestros labios llega. En este frágil silencio, nos invade el fuego interno que en tantas personas arde, desbocando sentimientos. Vomita el estadio gente, y llantos y hasta los ruegos, lluvia son todas las pupilas que hasta ayer jugar te vieron, el río humano se extiende, nadie puede creerlo y el aire se hace de pena denso y se impregna de olores de ternuras y lamentos, y en todos los rincones se adivina el desconcierto. El instante se agoniza mientras a espaldas se quedan recuerdos, de banderas multiclores y unas notas que se alejan, tu cuerpo se nos ha ido deportista, pero tu alma en el Sánchez Pizjuán queda, hasta siempre Antonio Puerta.


El joven salió desde el banquillo y con su zurda anotó un golazo ante el Schalke 04 que metió al equipo en su primera final en 44 años e inauguraba una racha triunfal en los cien años de vida del club. La dedicatoria no podía ser para otra persona: mirando al cielo Puerta compartió el éxtasis con el abuelo que le había inculcado el amor a esos colores. Era noche de Feria en Sevilla y desató la locura en su ciudad.

viernes, 24 de agosto de 2007

Soy Rara? Y que?


Es increíble como esta sociedad discrimina al que tiene personalidad propia, solo por no ser un borrego más del rebaño de idiotas que sigue a aquellos que dominan el mundo, por no ser como ellos, por no ser “normal” según el pastor, que es aquel con un mínimo de inteligencia y un máximo de poder de convicción.

¡Ah! ¿Yo soy la extraña? ¿Yo? ¿Por qué? ¿Por no ser idiota, por no seguir a un “líder” y seguir a mi corazón y a mi cerebro?

Igual si soy extraña, pero al menos yo hago lo que siento, digo lo q pienso y creo en lo que quiero. Al menos yo soy libre, suelta de las cadenas de la ignorancia y la estupidez. Al menos yo seguiré viviendo cuando ese “líder” caiga.

Sí, soy rara a sus ojos. Sí, soy la oveja negra, apartada del rebaño, ¿y qué?

Al menos puedo presumir de ser yo misma y no una copia de otra copia de alguien que nadie conoce.

Sí, soy una oveja descarrilada, fuera del rebaño: Pero yo soy libre, única e inigualable. Y no soy la única, el mundo está lleno de almas libres como yo.

Mi alma se escapó volando,

la lumbre ya se apagó.

Pocos vienen a llorarme,

son muy pocos: sólo yo.

jueves, 23 de agosto de 2007

Como mi Libro de PoemaS.




Decir que tú y yo hemos terminado

es golpear las pesadas puertas del engaño

Decir que lo nuestro ya es historia

es una fantasía irrisoria,

Lo nuestro empezó un día

se enredó como amalgama

que nunca acaba.

Vivimos escondidos en la memoria

bajo la luna extendida,

jugando al futuro imperfecto

de amar en la lejanía

bajo la ironía del silencio y la algarabía.

A veces grita presente

y otras aulla ausente

otras soy un universo y otras eres un instante

como mi libro de poemas

que al abrirlo, el sentimiento nace,

como ese pensamiento que termina

y reaparece

como puñados de sal

que mis heridas escuecen.

Infinito en el tiempo

que dura la lectura,

puede morir, pero nunca aquí.

Soy la mariposa en vuelo, la pantera en esencia

mientras mis sueños vuelan en gaviota

buscando un corazón para la lluvia.

Tú como piel que me detiene

y yo mirada que te sostiene

y palabra tras palabra

busco el beso

que se colgó del tiempo

lleno de mar y de universo




Todo lo Demás es Secundario...


La vida se nos escapa entre las manos, sin darnos apenas cuenta y sin poder evitarlo. Plantamos semillas en cada bosque que encontramos, pero olvidamos regar la mayoría. Consumimos cada segundo sabiendo que no va a volver, y sin embargo también lo desperdiciamos y nadie nos lo devolverá, pero puede que haya alguien dispuesto a hacer del siguiente el mejor de nuestra vida. Sólo hay que saber plantar en el bosque adecuado, en el rincón propicio, donde alumbre más la luna.

Hay demasiadas cosas que nos ocupan la mente y, en el fondo, sólo debería haber una. Todo lo demás es secundario cuando se trata de la gente que nos importa. Incluso nosotros mismos. Nuestra meta debería ser, hacer felices a los demás, y no esperar que alguien lo haga por nosotros. A veces me dejo caer de espaldas, con los ojos cerrados, sabiendo que habrá alguien para cogerme y si, me agrada ver que no me rompo contra el suelo. Entonces no importa que la vida se vaya porque esa persona se viene con nosotros y nuestra vida. Todos tenemos a alguien dispuesto a hacerlo, a alguien que dejaría todo para sujetarnos. Sólo hay que saber plantar en el bosque adecuado, en el rincón propicio, donde ilumine más la luna.

Mi Tierra.


La sombra del planeta,

se nos va haciendo más larga

y señales de cansancio

pueblan su alegre cara,

en las que el error humano

ha ido dejando sus marcas,

como el agua del arroyo,

cuando por la arena pasa.

Y comienza a revelarse

y toma dirección contraria,

nuestros pies rozan el suelo,

en un caminar que clama.

Ya los distintos colores

no se pierden en su estampa,

manchamos el azul del cielo

y el verde de la esperanza.

Hemos perdido unidad

y el lucro es el que nos manda

y va impregnando los campos,

de los aromas que emana,

abusos, guerras, injusticias

nos están manchando el mapa.

Mientras sobre el duro hierro,

los apaños se preparan

para gastarse el dinero

que el hambre pobre no palia.

Siendo la tierra de todos,

¡y su riqueza no es franca¡

no se reparte su masa

y esta se resquebraja.

Un coro de improvisados,

que se creen amos del mundo,

nos roba hasta que su vista alcanza,

el mundo se siente solo,

se le seca la garganta

cansada de mandar sones,

mensajera de silencios

habitantes solitarias,

de un mundo que de indolente,

es una masa fantasma.

Y en el ambiente se palpa,

un raro desasosiego,

nacido de los abusos

y de la conciencia su falta.

Ya no vemos en los campos

como los trigales bailan,

en medio planeta trepita las armas

y se hace viejo al alba.

Son momentos de locura

de agitación y batalla,

contra un reloj que nos marca,

carreras, voces, alarmas…

¡Quien pudiera evitarlo¡

y hacer de mi pecho un sagrario

con cuentas de amor, calor y amparo…

es oscuro el horizonte,

y los pájaros callaron,

durmieron las mariposas

y el sol se oculta llorando,

pero aún tenemos tiempo,

de salir de este letargo,

rompiendo la voz y levantando las manos.

¿O pedimos un milagro?

miércoles, 22 de agosto de 2007

Besándome la Piel




Pequeña e invisible me he sentido

Cuándo dormida entre tus brazos

Me has besado…

Besándome la piel me has hecho acento

Y bebiéndote en el tiempo

Te he encontrado.

Más quiero hacer de esto

Solo un momento…

Un beso fugaz que el beso

Ha marchitado…

Y quiero borrar de mi memoria

Presto…

El beso que no quiero y que me has dado.

Me llevas la vida y el amor

Entre tus labios…

Como un canto eterno en el espacio

Y eres indefiniblemente mi locura…

Quisiera esta noche decirte que te amo

darme prisa antes …

de recuperar mi cordura y sentir

que he despertado.

Cupido



Amor a ti que hurgas en mi corazón

Desde hace tanto tiempo, o quizás

Desde antes que mis ojos vieran

El sol,

Amor si tan solo escucharas la voz

De mi corazón al aclamar tu presencia

Como el mendigo aclama un trozo de pan,

En la espera del momento oportuno

Para decirte:

¡ Te extraño tanto¡

Amor a ti te doy las gracias por crearme

Este mundo lleno de fantasías dentro de mi pequeña vida…

A ti que aún sin conocerte te conozco

Y que eres la alegría de mi vida

Mi más grande anhelo, mi luz y mi guía

Amor a ti que Dios te confundió por un hombre

Cuándo eres Cupido, a ti que mi corazón te buscó…

Entre el cielo y la tierra

El sol y la luna

La vida y la muerte

Amor a ti, te buscaré entre:

Mar y Fuego,

Hasta que tu corazón fuera mío, como fluyen los ríos a la mar

Para junto a ella estar, como el embalse se desborda…

Así en mi corazón una lágrima de amor caerá

Cuándo tú le hagas compañía,

Amor no sé expresarte esta sensación

Que embarga todo mi ser, tan solo hay una

Palabra mágica.

Te Quiero.

martes, 21 de agosto de 2007

Para Leer Mis VersoS.


Para leer mis versos,
primero cierra los ojos
mira con el corazón, toca con tus labios
acaricia mis letras desnudas
-con tus manos silenciosas
Póntela en el pecho y bájate la luna al cuello
para que su luz dé vida a mi vida y viva en la tuya.

Te Hablo del dolor, del reloj sin agujas

del aire que no puedo respirar,

del agua que no puedo beber

y del olvido que persigue a tu recuerdo

que es lo último que me llevo a mis sueños

cuando duerma.

siempre soy yo, una aprendiz de poeta

condenada a la ausencia de tu boca.

Mis versos son tus cocacolas,
tus sonrisas, mis sueños,
nuestros libros nuestros discos
tus quejas, mi aliento,
mis poemas,

hay cosas que no cambian

las pongas donde las pongas.

A pesar de darle la vuelta a la almohada

a la cama, a mi ropa, a mis cuentas

a mi corazón, pero el orden de los corazones

no altera el amor y aquí estoy en plena declaración.

he llegado a tirar el bolígrafo con inusitado ímpetu

pero las cuentas están bien hechas,

repásalas tú.

Esto es un verso desmedido

quizás tome tus silencios para hacer mis próximos versos.

Lo Mismo.


Lucho con esta paz, esta calma
con este hielo inerte;
con esta encerrada caricia
que no se enfrenta,
para acariciarte.

Peleo con la distancia,
que se empeña
en llevarse el calor de tu vida,
de la mia, que se extrañan..

Me enfrento al silencio cada día
que crea ese hondo hueco,
en tu alma, en la mia
callando deseos.
Me ahogo en los besos que aprieto
cuando en mis labios te busco;
para saber que sigo sintiendo..
tus besos eternos.
Me mata el secreto deseo,
que sostengo
de tu cuerpo,
sabiendo que es todo nuestro

me escapo, me escondo,

salgo y entro y siempre es lo mismo

te pienso, me desangro, te llevo dentro.

lunes, 20 de agosto de 2007

Mi Vestido.



Mi vestido de felicidad,

ahora es de seda

de tantas lejías vividas.

Tienes el deber de andar,

en el cielo de tus nubes

cuando el calambre atenace tus piernas,

cuando el amor, el odio, la pasión o el llanto

aterroricen la impotencia,

tienes el deber de caminar al sol.

Mereces caminar al sol.

Yo te ofrezco mi vestido de seda.

Y así serás el caballero

que en mis sueños me besaba,

quién rozaba mi cara y

me hacía batir entre paisajes

nublados y violetas_ Mis alas_.

Y te ofrezco mis tardes cálidas

de sofá, mi mirar entornado,

de párpados extendidos

mi vaho sobre tu pelo, alborotado

ávido de alientos y también mi silencio.

Y yo tendré tu voz, tu olor,

tu pijama, tu frío, tu sonrisa

tu boca y sentiré tus pasos

fuertes por la alfombra.

Ha llegado la noche y

un trozo de viento,

ha entrado por mi balcón,

sus celos,

han despertado mi cuerpo.

Eres mi sueño,

tus ojos aparecen en mis calles

y en mi otra gente

y siempre busco tu mano

para pasear,

comienzo a sentir la nostalgia,

cavidades de vientos y mareas

antes de que me vaya,

y estoy atando mi historia a la tuya,

porque,

es difícil deshacer esa línea que nos separa.

El Tiempo Pasa.


No ha sido la distancia la que nos ha desliado, sino la pereza del tiempo que amansa el deseo, tanta espera inútilmente, apacigua el espíritu Y enfría la mente.

Como te he pertenecido a ti en el tiempo y la distancia no he pertenecido a nadie ni ahora, ni luego ni antes. Ni siquiera podía imaginar que de esta forma se pudiera amar, de la forma en que tú lo haces

De la misma que mi corazón sabe.

Pero el tiempo pasa y es una losa ya sabes, un hombro en el que recostarme y todas esas cosas, una voz cálida en cada momento que traspase el tiempo.

Un Amor táctil, oloroso, palpable

Que yo sienta que es hermoso.

Nos hemos dado tanto amor, quizás desmedido nos hemos abrazado tanto a las soledades de la espera, que el corazón se nos quedó frío.

Nos esperamos en la ilusión de los sueños pacientes, la espera formo una oleada de empaño que ya no queda, más tiempo dentro ni aliciente fuera.

Debimos parar el tiempo y dejar que el amor

Nos rociara el cuerpo, aprovechar los momentos,

Renovar la sequedad de la distancia

La que acartona el alma,

Nos vamos sin detenernos

Pero solo se va lo que quieras

Porque lo que tú sabes, queda.

domingo, 19 de agosto de 2007

EreS Tú.


Te amo…

Aunque me pese

Aunque estriado mi labio beses

Y se estremece.

Te amo como a la brisa

Como a la risa

Con esa prisa

Que trae la dicha.

Te amo…

Como cada cual, a su manera

Ama , y deja su secuela

Te amo cuándo canto

A pesar del llanto

Te amo y te amo tanto.

Eres aroma de la presencia

Única y sola

Que acaricia con su esencia

Como en un romper de olas.

Y eres tu niño, mi niño

Como un fuego pasional

Que abre a golpes la ventana

De mis deseos de amar.

Mi alma te llama a voces

Mi cuerpo te llama a gritos

Y mi voz sigue en silencio

Buscando el viento

Para rozar tu oído.

ImaGina.


Imagina el roce de tus labios
En este papel
Será como un beso
En mi piel…
Y podrás en tus labios sentir
Mi palpitar sutil.

Mis labios de jade
Murmurando tu nombre
Golpeando con calma
Las puertas de tu alma.

Y tu cuerpo cansado
Y mi cuerpo de flores
Y mis ojos de fuego
Llamando,llamando.

Mis manos que queman
Recorriendo tu cuerpo
Buscando,buscando…
Y tu cuerpo que despierta
Y tus manos que encuentran.

La forma del mío
Y el susurro de mi voz
Mimando la forma
De tu corazón.

Y mis manos que aprietan
Y mis dientes que muerden
Tu carne traspasa
Mi piel ardorosa que,abrasa.

Y mis ánsias
A las puertas de tu alma
Y la mía que busca
En la tuya cerrada
Y el olor de tu cuerpo
Oliéndome a espliego.

Imagina…
Mi lápiz de rosa
Dibujando tus gestos queridos
Entre las luces mágicas
E ignotos sonidos.

Imagina,que imagino
Tu cuerpo y el mío
Contándole al aire
Lo que nos amamos.
Imagina…que imaginamos.

InmenSo.



Me es difícil acostumbrarme
A no tener tu voz,
Arrolladora y sensual
Que acariciaba mi corazón.

A veces me viene un ataque de flaqueza
Que me hace dudar,
En ese justo momento en
Que la decadencia del espíritu,
Se aprovecha de la soledad.

Intento garabatear sueños
Que tomo prestados,
A los mejores fantasmas
Del espacio, del tiempo y del pasado.

Y todo para
Tus ojos, tu sonrisa, tu corazón
O que mediante ellos,
Viajen hasta un rincón,
De tu alma y de tu amor.

Pronto si sobrevivo,
Luego ya, de soñarte y de pensar,
Duermo con la dicha
De que cada mañana,
Yo siga suspirando enamorada.

Quisiera escribirte
Algo más de mi alma
Algunas líneas más,
Que no se puedan dar,
El lujo de la nostalgia.

Los días que me faltan sin tu luz,
Son feroces y hambrientos
La espada y los rezos,
Las playas, los vientos,
Todo tiene un significado
INMENSO.

Los naranjos, el caracol,
El poema de Marzo
Y la flecha de cuarzo
Que le robé a un ángel
Y la clavé en tu regazo.

La luna de plata,
El sol de porcelana
Mis guantes de lana,
La erótica manzana,
Mi alegría nerviosa,
Mi llanto feliz
Mis versos, mis prosas.

El claro del bosque
Donde desnudaste mi cuerpo,
Mi té de limón,
Mi miedo a los espectros
Tus orgasmos más densos,
Todo…es Inmenso.

Te SienTo.


Te siento recorrer el infinito, atareado y dulce, yo te siento pasar, me vas mirando, me miras para ver que necesito, te siento agavillado aquí a mi lado, eterno sonreído, se paró el tiempo, como si fueran las galaxias lirios, como si espigas las constelaciones o ramo de azahar el infinito, me vas deteniendo el paso por los sitios, donde mi alma te recuerda y te reclama y tu me sientes pasar incomprendida como quien arde en el fuego de Hiroshima, buscando inalcanzable tu sonrisa.
Me voy yendo, ya no llueve, te pienso y se reposan las nubes y las charcas, estás en el aire como un golpe de espuma bañándome la frente que recoge el universo

Cuando te acercas
respira mi piel dosis de azabache
en tu mirada cautiva.
Cuando te acercas y te vas,
se arremolinan las distancias de la voz
que se quedó dormida entre mis cuartillas
esperando el despertar del día.
Si te vas,
interrumpo las melodías del último dolor que recicla el aire.
Recompondré pasados entre lanzas amarillas
murmuraré crepúcuslos de aire y fuego.


Seré rumor y burbuja
de primaveras en silencios
para que el calor de tus sonrisas
sepan a fresa, jazmín y manzana,
Y romperé los besos que quedaron
prendidos en las ventanas.

La distancia es una frontera de aire y lágrimas que pueden convertirse en gritos de esperanza.

Porque el vacío –puede también canjearse en alas para volar donde los versos se quedan sin palabras y donde las mariposas se hacen cielo, allí te espero.

sábado, 18 de agosto de 2007

Añoro.


Añoro el aroma que provocas con tus besos

Anhelo el camino que nos une y nos separa

En el secreto apasionado de los tiempos

Anhelo el roce indeleble que despierta los latidos

De mi alma allí en mi cuerpo.

Y te escribo…

Para no decirte que me voy y luego vuelvo.

Tengo marcado en mi pecho

Todos los días que el tiempo

No me dejó estar contigo

Es una pena perdida

Entre tu sombra y la mía

Se burló de mí el destino.

Hoy he vuelto a aquella fuente

Donde promesas y besos

En la frente me grabaste

Y al árbol que nuestros corazones

Le marcamos en su carne

El mío escrito con fuego

El tuyo escrito con sangre.


Tengo palabras colgadas

Entre mi boca y la almohada

Y hasta que las noches sean nuestras

Te escribiré estas cartas, que no pesan

Pero si hieren el alma.

Quise ser sol

para alumbrar tu mundo

y mar para besar tus playas

pero soy solo

esperanza y consuelo

nunca jamás seré Nada.

Por último quería decirte

Con la sangre de esta pluma

A golpes desvariados de ternura

Que abren el corazón….

Que hasta ese instante no medido

Te diré –hola-porque ya jamás

Habrá un adiós.