A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 25 de enero de 2008

Al filo del Muro.

Me pregunto muchas veces porqué ese no dejarme llevar y esconder mi cabeza al filo de todos los muros, que no me llevan a sitio ninguno, pero yo soy esa, una que mira las ansias de la libertad aunque a veces deguste el pequeño placer de sentirme presa, entre las manos de los sentidos, sin sentirlos perdidos.

Y a veces me dejo apuntalar con mis viejas heridas y grito que el mundo me castiga y rasgo mis labios de tanto gritarlo a escondidas y sé que no miento y que no entiendo porqué te llevo colgado de mi vieja mochila.

Abro los ojos y pienso en besarte, pero dejo de nuevo que el aire se extinga entre ese espacio donde mora tu sudor y mi aliento cálido.

Y volveré de nuevo a gritar con insumisa constancia el retorno de todo lo que dejo partir al llegar la mañana, y me asfixian y me atrapan los escalones donde quiero poner mi pisada y que no piso por miedo a que se caigan y que después se fortalecen por todo aquello que niego y que me falta.

Sé que muero de angustia yo, y que tú quizá me maldigas pero es así, las llanuras aún siguen dormidas.

Puede ser que no quiero admitir que he dejado de sentir, de existir, de crecer y me retienen aún algunas cosas que se resisten a salir de mi vida y que siempre me niegan el instante fugaz de la salida, no, tampoco hoy es el día en que debo rendir culto al amor, y sigue el tiempo aunque yo muera en uno de sus últimos momentos.

Pero aunque te niegue aún ciega sigo tropezando y sé que desde la primera palabra hasta el último labio que no te besé fueron madrugados, porque yo aún sin admitirlo, rebelde… siento, aunque cuando lo niego, sea lo que siento, pesada mercancía. Cruel ironía. Se abren sobre mi y los huyo. Siento tus pasos. Y es que...

Eres demasiado importante como para dejar indiferente a las mil y una dimensiones de mi espacio.

1 comentario:

  1. Este escrito es muy hermoso, trabajas muy bien las metáforas en todos tus escritos y manejas las palabras y las haces sentimientos, es un placer sentir contigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.