A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 20 de enero de 2008

Alguien dijo...

Dicen que la poesía despierta a latigazos el silencio, y que el dolor del amor se esconde en los pliegues de la mano, y que acaricia los ojos en la sombra de la noche… alguien dijo…

Y el poeta es el tobogán de los gritos inmolados en los artificios de la fe, desde todos los contrapuntos, buscando la claridad y el sentimiento, lo digo yo, pero ya antes, lo hubieran dicho, y volverán a decirlo, que la palabra del rumor intenso y profundo, de la soledad, de las caricias que se asoman, de todas las alboradas, de los días que se cierran entre puertas agridulces, de los amaneceres que aparecen cargados de ternura y sin sentido, alguien dijo…

El poeta es como un naufrago que jamás ve la orilla, saca a pasear a las palabras, por las ciudades y por los desiertos, y casi todos los poetas hablan de lo mismo, como dijo el poeta francés Jacques Prévet: “Todos nos parecemos siempre a alguien que se nos parece”. Por eso la poesía es un lenguaje universal, en ninguna parte hay frontera para ella, palabra, horizonte donde el hombre piensa, siente y a veces “ ¿Actúa? “.

Y alguien dijo, la palabra se revuelca de olvido para entrar en la memoria, y como dijo mi abuelo, hay que rescatar las cosas de la memoria… escala de otro lenguaje.

Como mi abuelo me dijo… habrá que hacer que la poesía no fluctúe entre el sub-arte y la nada… para el mundo de hoy lastimosamente el poeta vaga entre los vértices de la nada, pero la solución está en la literatura-


El lector se convirtió en el libro;

y la noche de verano

era como el ser consciente del libro.

WALLACE STEVENS

1 comentario:

  1. holas!
    creo que aún sin palabras
    aún sin ninguna persona

    la poesía seguiría estando en algún sitio

    ResponderEliminar

Huellas.