A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 29 de enero de 2008

Necesito un Poeta.

Necesito un poeta que me salve del espanto,

que desnude las palabras y vacíe los fluidos de las sienes,

en celestes laberintos y las lance al trasluz de los párpados del aire,

necesito un poeta,

urgente,

que verse y cante las lágrimas del que sufre,

y que no le importe pasar frío, oscuro, húmedo y solitario

en los espejos del mundo, con sarcasmos y verdades

derramadas en sus manos, denunciando los instantes.

Necesito un poeta

que mueva a golpe de versos

el agua de todos los estanques,

un poeta que tenga limpias las manos,

que sea crítico y profeta de los irreverentes

acostumbrados a justificar los errores,

que escriba de las banalidades de la vida,

de banalidad en banalidad ,

se llega a la banalidad del mal,

necesito un poeta, un chaman

un Richter de las palabras,

que cuente desde los diccionarios cibernéticos

a la insumisión armada,

que no se modere bajo el espectro del teatro

o de la historia,

si, un poeta que sea capaz de enfrentar con su palabra,

los fantasmas del progreso y de la corrupción,

que hable de la culpa y del remedio

del hambre,

de la sed.

del dolor,

del sueño

del embarazo de la buena esperanza,

necesito un poeta que cante lo que está pasando

en el mar Mediterráneo y en el vértice Africano del Atlántico,

en las desigualdades de los países Latino-Americanos,

en las aberraciones de palestina e Israel,

necesito un poeta que deje por un solo poema,

de lado el perfume de las flores, el culto a la belleza

de todas las metáforas,

y que cante alto y fuerte al sol tirano en las entrañas,

al puñal de sal y sangre en las gargantas,

a los ojos húmedos de espanto,

al estómago famélico, a los labios estriados

a las lágrimas de arcilla y a la esperanza puesta

en un viaje sin vuelta,

un poeta que cuente con las cifras las bajas humanas

mientras sube la bolsa con todas sus tramas

y se mojan" los golfos " a chorros de petróleo

y los bancos aumentan los números rojos,

y hablan del todo vendo y todo compro,

necesito un poeta que rompa y rasgue

este triste espectáculo de muerte y degradación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.