A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 20 de enero de 2008

Qué Sorpresa.

La sorpresa me ha mirado,

sus huellas largas,

en mi quedaron,

las cosas pasan

y mi pensamiento pasó despacio

como las hojas pasan dispersas

sobre la tierra,

callado el corazón,

ciegos los ojos,

todo te enseña

mi pensamiento cae

desmoronado,

y lento como la nada

se deshace,

en la mudez del aire,

al son de los acontecimientos

finales,

se esparce,

los pensamientos caen a raudales

y tú en mi corazón no eres

el de antes,

solo ha faltado

que tu puño me zarandee

el coraje,

más daño hizo la evidencia

sin hacer ruido,

las palabras son bellas

cuando suenan,

más nunca duran,

y tras su rastro queda un alarido

de mentira si acaso,

se derrumbó el sol,

se hundió el astro,

la luna se cayó al agua

todo acabado,

porque esta noche la sorpresa

me ha tomado,

sellé mis labios,

era el último amor,

y su sonido fue como un final,

como un portazo,

porque los brillos temporales,

ponen color a lo que no ha empezado,

ahí te quedas, ya he marchado.




2 comentarios:

  1. RESIGNACIÓN EN LOS VERSOS DE SEDA, FINALMENTE DEBEMOS TOMAR FUERZAS Y CONTINUAR NUESTRA VIDA.
    HERMOSO POEMA COMO TODOS LO QUE LA GAVIOTA PINTA POR LOS CIELOS QUE CRUZA...
    RICARDO FELIPE

    ResponderEliminar
  2. He estado ausente y estoy intentando regresar, aunque es un poco tarde te mando mis mejores deseos para el 2008 y aunque no siempre comento, estoy al pendiente de ti y de tu blog, te mando un beso y espero ya no perderme tanto tiempo

    ResponderEliminar

Huellas.