A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 23 de febrero de 2008

Pensamientos.


La tierra estaba seca y la lluvia dormida, y el viento tu mirada que se alarga, como saliendo a mi encuentro como algo inacabado que empezara.

Se extendieron las manos quedas, que estallaban en caricias sin dueño, tus manos lejanas que resbalan primavera abajo sobre la cabalgadura de los ríos y los luceros del alba, tus manos como paisajes a la sombra del infinito… al filo de la ternura acariciando la piel que nunca alcanza de verde pintada esperanza, de lunas de yerbabuena y de corazón de las aguas…

Y han saltado los sentidos de azul y encadenados, de verdes y esperando, tú, yo, tus manos, mis manos, universo atrapado, llanto ocupado, risa y metáfora, horizonte, panorama, anidando en los pliegues de tu mano, sin adiós y sin alas para no morir en el aire derramando ternura insaciada.

Nunca me pareció más infinito el mundo, los rayos del sol me hacen cerrar los ojos, se posan en el lenguaje de los sueños que cabalgan, no sé que haré cuando mi pecho se me abra y me tiendas tu mirada.

¿en qué dimensión estoy que me hiere la mirada? Se confunde con la noche o es la noche misma empapada de ausencias donde el tiempo hunde sus sueños.

Tú me sabes a arcilla y a amapola, y yo aquí, pidiendo un corazón para la lluvia, como un verso cualquiera, como un mar, un brazo, piedra y poema que palpitan…

De quién depende… me pregunta la noche.

que no se pierda esto que se agita o se esconde, se anula, se acalla, se derrama.

1 comentario:

  1. Si no hubiera pasado el tiempo, creería que me lo dedicas a mí, jeje.
    Un Abrazo.
    spider...

    ResponderEliminar

Huellas.