A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 13 de marzo de 2008

Me DesarmasTe.

Te fuiste colando en mi interior

como una estación en la tierra,

alimentaste los surcos de mi sensibilidad

tallándote en la piel de mi horizonte,

ausente, te invoco

con el latir de mi espíritu deshojado,

con mi abierto de manos,

con mis brazos blancos,

desnudos, suaves, al compás de tus ojos.

Me arañas el alma,

la garganta,

las ganas,

levantas mi piel,

me tiñes los labios con las yemas

de tus dedos descarnados

que hundes en mi carne.

Te siento en mis pupilas,

en los latidos de mis venas,

turgentes y rojas que erosionan tu sangre,

y yacen junto a las ramas de mi corazón empapado…

asaltas mi cuerpo y cuando cierro los ojos,

me muero de miedo.

Y es cuando sé,

Que no podré acallar la manada de lobos

aullando dentro de mi alma,

intento arrancarme a jirones

todo el sentimiento acumulado,

intento desgarrar la carne jugosa del amor,

y destrozar los pezones del placer…

ahogar la más pura esencia

de una mujer enamorada,

queriendo así amurallar

la fortaleza infranqueable de mi pecho…

En mis aullidos imploro,

Un corazón más fuerte

Para volver a nacer.

Me desarmaste.

Me siento como fiera enjaulada

Arañando las paredes de la calma.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriel, gracias por tu lindo comentario, no estuve en ninguna parte, en mi blog está la señal de que escribí y no me fui, quien me quiere y quiere saber de mi, sabe donde encontrarme.
    Quizá seas tú quien no entró a visitarme o tú quien desapareciera no?
    Un placer saber de tí.
    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Uys me salió anónimo, perdona, soy Antares.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Huellas.