A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

lunes, 17 de marzo de 2008

Un Instante.


Llegó el momento

no hubo espera

y te quedaste perdido

en el reflejo de unos ojos,

me busqué en ti

y no supe encontrarme

me deshice en dejadez

y no pude emerger…

Rocé tus labios con los míos

Y temblé…

Guardé tu corazón

en el bolsillo de mi cuerpo

y me marché…

Pero eso si, al menos

rompí la cordura del instante

y te extrañé…

y ahora no sé,

si te necesitaré…

No soy la misma mujer

esta que sueña…

por lo que el viento sopla

y las olas suenan,

la que huye del amor

y se esconde

entre los adoquines de su sombra,

ciega, sorda y muda

ante la marea de tu espera,

se acabaron los logros,

también los lloros

entre las manos

de ningún ídolo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.