A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 19 de abril de 2008

No sé

Esta tarde miro por la ventana,

llueve,

la vida pasa junto a mi,

entre el roce del cristal

y mi cuerpo quieto,

tan frágil frontera

me divide la sombra

y ya no sé de que lado miro...


Huye el agua del mismo modo

que huyen mis miedos,

secretamente viejos

te lo confieso,

no sé si es esto

un cielo hipotecado

o un infierno regalado,

tal sudario de renuncias

del que no me he inmunizado,

y ahí estás tú,

como si nada hubiera pasado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.