A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 5 de abril de 2008

Poema a Dúo _ entre Oliveiro y yo_

La rebelión consiste

en observar una rosa

hasta que los ojos se pulvericen,

y tú vienes del olvido,

eres capaz…

Todo lo que se puede decir es mentira,

el resto es silencio

pero el silencio no existe,

las palabras no hacen el amor,

hacen la ausencia,

si digo agua – beberé-

si digo pan – comeré-

lo que pasa con el alma

es que no se ve,

lo que pasa con el espíritu

es que no se ve…

de donde viene esa conspiración

de invisibilidades,

ninguna palabra es visible,

no busques palabras perdidas

que empañen el ámbar vivo…

espera entonces a oír

cuando el sol haga temblar a luces

las espartinas,

multiplicándolas en los esteros,

cuando empiece a sonar agua,

a llenarse la marea,

y empiece a estallar en pétalos,

y empape la tierra que se verdea…

oír la vida es la medida de mi tiempo,

aquí en el silencio…

colgando soles en el aire

para no perder la luz en el camino,

porque me estoy quedando sin palabras…

¡vida, mi vida que has hecho de mi vida¡

Que naufragas de noche

Y llegas al amanecer.

Seguirás amándome

Hasta el día en que ya no me quieras,

Nada antes que tú…

Nadie antes que tú… amor mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.