A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 31 de mayo de 2008

Me Moriré esta noche.

Me moriré esta noche

si no suena el teléfono,

me moriré de sed y hambre,

inanimada… perdido mi cuerpo,

te preguntaré entonces

si te vistió el olvido

si se te ha olvidado

el color exacto que pinta mi alma.

Quizá me duerma y no me muera,

boca abajo, descuidada y ausente

como lo hice siempre …

cuando el sueño llega y me sorprende,

transparente…

desnuda y vestida de fe.

Luego, seré la pantera

que tú conoces

sigilosa en las rendijas de tu noche,

con el vestido negro

y las garras tiernas,

arrullando tu tristeza,

al alba me iré

como un pájaro que anida

sus ansias en las ramas,

en su último vuelo de muerte,

esta noche no sonó el teléfono

puede que sea tarde para muchas cosas.

2 comentarios:

  1. hola, me llego al alma este poema...es como estoy en este momento, de hecho ya estoy muerto, muchas gracias por todo, besos desde mi tierra de letras sur.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ojalá, sigas respirando para poder acercar otros poemas tan bonitos como este...
    Besos!

    ResponderEliminar

Huellas.