A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 27 de mayo de 2008

Retazos_2

Estaba celosa de la Luna, porque podía abrazarlo en la noche, anhelaba esa proximidad física de luz que le daba ese astro desde arriba, podía verlo, incluso compartir en su reflejo la misma cama, y respirar su aliento. Muchas veces me había imaginado su respiración pausada, tranquila en el sueño, aunque padeciera su ausencia en silencio.

A veces la luna también lo observa en ese silencio, ninguna de las dos lo puede poseer, cuando lo mira de lejos, tiene el semblante triste pero sabe q no es por ella, ese aire pensativo de quién vive concentrado en una sola idea, y no sabe qué hacer con su vida, le gustaría deshojarla, como si fuera una flor, vulnerable y desnuda como si fuera una partícula que en según qué momentos no tiene el mismo valor.

Después vienen las mañanas, todas las mañanas del mundo siempre vueltas ausencias, abre los ojos y ve la luz entre las cortinas que entra a chorros, estira el brazo y evoca el cuerpo buscado, evoca sus formas y su calidez, y le gustaría que siguiera la noche, no quiere levantarse, “adora su manera de dormir boca abajo, con las manos cruzadas como si a ella misma se abrazara, sus curvas perfectas, una Pléyade de estrellas que giran en torno a su espalda”, entre las sombras, echado sobre el colchón, volvería a cerrar los ojos para que lo acunase la oscuridad, esa que envuelve las penas y que son del mismo color, se pregunta si los sentimientos son como nosotros, que nacen, crecen y llegan a morir, y desea con toda su alma que este sentimiento de ausencia llegara a morir, pero no es así, el sentimiento lo ocupa por entero…¿qué vas a hacer con la añoranza? ¿Con qué vas a taparla? Hay momentos que se creen perdidos pero que sin quererlo recuperas, el tono de su voz, la forma de mover su pelo, la sonrisa en ellos y en la línea de sus labios, que sirven para que el recuerdo tome forma como secuencias en el pensamiento, entonces se convierte en un espectador y todo le pesa en el corazón, pero no quiere que el sentimiento huya, ¿qué sería él sin sentir ese amor que le dio la vida una vez que murió? Y decide que siga instalado en su vida…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.