A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 19 de junio de 2008

Te presto.

Anda ven,

toma,

te presto mi silla

húmeda de luna,

y mi pecho horadado

por un artificio planetario,

y deja la cruz en el alféizar

aquí, donde he dejado la mía,

que faltan mil y una noches

para el día,

y se ha vuelto loco el cosmos,

velo como llega.

Embriagado,

Como nosotros, ambos.

4 comentarios:

  1. Me siento deprimido. Son las cuatro de la mañana y ando escuchando Albinoni. Bueno, la cuestión es que me he encerrado en tu blog cómo cuando alguien se encierra en su cuarto o en una biblioteca. Me gusta tu poema, me anima y se siente bien leerlo. Prendí muchos tabacos además aún cuando me quedan pocos en la cajetilla. Ojalá fumara menos, pero todavía no pongo el empeño suficiente. Bueno, diría como tu. Que también me gusta y que quizá mañana.

    Bueno, espero ser uno de los asiduos a tu blog y volver a encerrarme entre sus paredes. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias principe por pasarte por aquí , qué bueno que te guste mi blog y quizá mañana fumes algo menos, aunque no lo dejes totalmente.
    besito.Estaremos leyéndonos :)

    ResponderEliminar
  3. Yo aoy poesía según tus palabras, y tu eres musa que la lleva en las manos y la plasmas en hermosas palabras en tu blog...además poesía es nombre de mujer...Carolina....un beso de azpeitia

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus palabras Azpeitia, si vienen de tí me doy por satisfecha, tú sabes de eso, gracias, tus comentarios son muy hermosos, como si fueran poemas, un beso.

    ResponderEliminar

Huellas.