A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

jueves, 31 de julio de 2008

Y este aire


Y tu beso se ahoga

en el limite de mis labios...

secreto amargo,

Que horizonte tan lejano- tu sonrisa.

...Y esta necesidad de verte

…Y este aire que respiro a las puertas de tu vida.

Y así a veces, solo a veces, me siento

Canción Triste para un abrazo del viento

Como ese que arrastras blanco en mi cara,

Mirada de agua y rocío cuando me abraza,

Ciega y muda sobre la tarde

Como un corazón henchido que se marcha

Dejándome latidos en la garganta,

Y una mano tendida,

Puñales de gritos

Luces de ámbar.

Mañana te cuento

Como el amor se me alarga

En la bitácora del alma.

Qué bello sino

Atarte a mi latido

Y soltarte en el último suspiro

Deshojándote,

Hasta saciarme

A borbotones de aire,

Tan consecuentemente

Irrespirable…

Abro los ojos,

Y algo más…

Para besarte,

Sutiles devoradores

De besos y palabras- mis labios.

Estaba Mirando que...



Cuando me besabas se te quedaba una sonrisa en los labios…

Y siempre terminabas recordándome la noche que me llevaste deprisa a mirar las estrellas, noche sin luna, noche de estrellas, de esas que se dibujan a sí mismas en el cielo, con explosiones pequeñas de luz.

Tú me trajiste un regalo y yo no lo llevaba para dártelo, así que recordé la única vez que mi padre no pudo traerme un regalo y apurado e ilusionado, me señaló una estrella del cielo y me la regaló con toda su carga de luz y de amor…

Entonces te regalé una estrella, te señalé en el cielo, la más pequeña, “esa la más chiquita es tu estrellita” - ¿porqué la más chica?

¡Para que estemos siempre muy juntitos sobobo¡

Y me besaste, y me pedías que te mirara, ¡Mírame¡

Para no sentirme perdido, hacer el amor en una estrella y sentir que me sobra la vida y te abrazo, y que no me falten tus labios, tus besos y tus relámpagos.

Mírame, que sienta tu ternura en lo hondo, en lo más hondo, y para siempre…

Desde Entonces...

¡Cuánto tiempo sin ese color imposible

que tengo enfrente ¡

-¿Cual?-

Tus ojos niña, ¡Mi niña!

-¿Me quieres?

-claro que te quiero, ¡desde siempre!

¿Y tú, color imposible, me quieres?

-¡claro que te quiero¡-

¿Desde siempre?

-Desde entonces…

miércoles, 30 de julio de 2008

Todo lo demás_ La Luna y una escalera_


Pecho adentro te guardo

entre las brasas de aquella hoguera,

agonizando el barro que persiguen las manos,

con el pulso atrevido

y un deseo escondido

y me toca el amor

el corazón dolido.

Los versos hecho besos que haya,

se esparcen derramados

en labios que rescatan,

silencios impalpables

en los atrios de mi boca,

Pronunciándo_te…

Mis ojos muestran sus encajes

con miradas de espejo,

Reflejándo_­te…

La mañana que calla

bajo un sol amarillo

te guarda sus abismos,

y las noches me las paso,

Soñándo_te…

Y subo a la luna en un giro,

buscando en la noche

el almíbar que endulce

tus ojos de niño…

las flores esparcidas

en las noches del mayo florido,

te mandan aromas y suspiros

corriendo con mi pena

en un laberinto.

Voy mirando tejados

de calles ausentes,

y de violetas enredadas,

hice yo una escalera,

por si te veía,

en el cielo, en el mar y en la tierra,

si bajas _ bajo_

si subes _subo_

para ponerme a la verita tuya,

siempre a tu vera.

Quizá en otro lugar...


Una ráfaga de luciérnagas fecundadas

de vía láctea

dibujaran mi cara,

sobre la sombra noche

del sudor de mis pestañas…

Dormitando sobre el mundo,

hasta que la perla madre

de mi esencia,

se anteponga por los siglos

a los ríos de mi carne,

y lo mire con el alma…

Traspasando mis lugares,

mis cosas y mi gente,

oír la tierra suspirando larga

lo que en su pecho vive,

lo que dice, la no escuchada,

el viento pasa ya sin cabellos

que alborotara,

vivir eterna en quien te piensa,

el pensamiento dura sobre la tierra,

como presencia viva

que se sintiera,

como única compañía

será la luna o será mi estrella,

que muere al alba,

las olas suenan

la vida queda

entre los adoquines

de las aceras.

Y mi búsqueda

será entendimiento

después del cauce de la palabra,

de cada frase,

y entonces…

me sobrará tiempo

para mirarte, allí donde un día

en mí y para siempre

te quedaste.

martes, 29 de julio de 2008

Desamor.

Para un buen amigo que sufre en silencio...


No ves con qué rabia

destroza el viento

la cárcel de ternura

en la que has vivido?

donde ya no te late tu corazón dolido

sintiendo golpe a golpe tu tormento.

No mires atrás…

levanta los hombros

sin agachar la cabeza

y mientras resoplas, harás un ademán

de desaliento,

apartando el aire con la mano

a la altura del oído

como quien ahuyenta una mosca…

parece que te estoy viendo.

Camina y poco a poco

irán cayendo las hojas de otoño

al ritmo de tus pasos,

detrás del muro

saldrá el sol y te cegará los ojos

recordando los besos que te dieron,

intentando engañar a la tristeza,

y en tu cabeza

reniegas del amor,

“Maldita la araña que a mi me picó”

Maldito el amor…

me duele el corazón sin ti

y no puedo vivir.

Luego en un susurro suspiras en el aire…

desamor te culpo de encerrarme

en esa muerte sin ella

para ser un desterrado de caricias…



The Dead

Para Alfredo con cariño y humor negro.



Hola Muerto_

Hola Viva_

¿Es cierto que hablo con un muerto?

me imponen mucho respeto

y se me agarrotan

la voz y el cuerpo… lo siento.

Pero sería un privilegio_ te lo confieso_

que superará el miedo

a lo desconocido.

No parece que estés muerto,

escribes con mucho sentimiento,

o eres tú “mucho muerto”

aunque te prefiero vivo…

De todas formas,

Me alegro de hablar contigo… muerto.

Ay Dios mío, pero que digo,

si eso no es lo que siento…

aclárame si estás muerto

que salgo corriendo,

¡ y no vuelvo!

Un Paso-- Dos pasos


A veces desato tu olvido

Y al viento despliego las alas al recuerdo

A veces…

Pero se enreda en mis ansias

Y vuelve de nuevo conmigo

Y sostiene la luna a la nostalgia,

Colgándome en los sueños

Llenándome los ojos de esperanza,

Y me quedo prisionera

De la caricia de tu mano

Que aguardaba

Y el beso dormido de tus labios.

A veces te he visto llorar

Intentando secar el mar con un pañuelo,

Por si con ellos secas el recuerdo,

Quizá el tiempo,

Se mida en recuerdos

Y palabras,

Las que se dicen

Y las que no…

Porque también el tiempo,

Es la duración del silencio.

Y de la espera…

Se aprende a respirar

Cuando se teme y se desea,

Distinguir el alivio de la tristeza

Cuando un suspiro exhala los recuerdos

y se apoya en las palmas abiertas

y vacías,

enredando el miedo

entre los ojos y las pestañas,

que mientras más pestañea,

más se le enreda,

y sólo tiene un nombre:

La espera…

Y el miedo es un bicho muy malo

Que no se mata con piedra ni palo,

(Dice la canción)

Y mis besos son algas

Enredadas en agua del mar… algas

En dos mares que se encuentran

y eso lo digo yo…

un paso detrás de otro paso,

hacen dos pasos

y un beso,

dos labios.

jueves, 24 de julio de 2008

Una Rosa sobre los labios.


Mientras me iba

me vacíe de amor

por si algún día volvía

para llenarme.

Rotos por la ausencia

sin cuerpo, solo dos almas,

nos anidamos en los pliegues

de las manos,

y volamos

en un adiós si alas.

Perdidos en la inmensidad

del tiempo,

por si te encuentro

un día,

por si me encuentras…

Dejé una rosa roja

en la puerta de tus labios

con un perfume ahogado,

y siempre fresco,

pero el tiempo pesa y pasa

sobre sus pétalos, arañando…

como un abrazo que cruje

el adiós de dos enamorados,

desde siempre,

y entre tus labios, la rosa llora,

y tú la sientes,

la has visto triste

agazapado bajo su alma,

con los ojos enrojecidos

derritiendo sueños

en tus manos…

de besos, de abrazos,

de días sin amarnos.

¡Qué tristeza nos iguala¡

A pesar de la distancia,

¡si me contaras¡

Esas pequeñas cosas

que el tiempo se lleva y renombra…

Sabe el amor,

que andábamos a su lado,

porque somos dos, Nosotros,

y aquella rosa sobre unos labios.

martes, 22 de julio de 2008

Música de Estrellas.

He oído y he leído por ahí que en las Islas Canarias se está gestando un proyecto de concierto para 2009, el Año Internacional de la Astronomía, con Brian May, ex-guitarrista de Queen y ahora astrofísico y el compositor e intérprete francés Jean-Michel Jarre, conocido en todo el mundo como uno de los pioneros de la música electrónica en el sitio donde se ha construido el telescopio más grande. Actualmente, se realizan algunos estudios sobre la astronomía acústica y el sonido producido por las estrellas entre algunos astrofísicos. Si se realiza tal concierto con Brian May y Jarre en el Observatorio de las Islas Canarias, un lugar único sobre las nubes, será alucinante, me encantaría ir, bueno se puede planear…

Se podrían unir Mikel Oldfield, Karl Jenkins y Vangelis, y como dice mi amigo Nike,Iron Maiden y Rhapsody of Fire ya sería una maravilla, a lo mejor lo hacen…

domingo, 20 de julio de 2008

Al Fondo

Me gustó conocerte. Andábamos
como el perro y el gato
buscando un punto de encuentro.
Creo pensar que lo encontramos en alguna parte,
ya no andamos en la misma urbe
pero aún así nos pensamos.
Es como si el recuerdo pudiera repetir
lo que no existe de tal modo que pudiera
seguir existiendo siempre.
Quizá llevas mi piel en tu cartera,
y yo, lleve tus rosas en mi cadera...
y
caen
al
fondo,
donde sólo es real el olvido,
hoy somos grises y giramos, mañana recordamos
un rostro, un abrazo, unos labios
y nos vamos.

Mi amigo Poeta.

A ese poeta que hurga en su interior

Y que me habla del mar, de amor y de la flor,

Que pinta versos con pinceles de fuego

y que me lleva en su pluma y en su pecho,

mi poeta de la triste y dulce mirada,

que a flor de piel su alma la lleva enamorada,

que cuando duerme me sueña entre versos

suspiros etéreos y hermosos…

el que cuando me habla su voz se quiebra a veces

y sufre porque sabe que mis letras no le pertenecen,

ese que sabe de penas,

y de noches de escritos y poemas…

que busca en cada verso hablar de la belleza,

la gracia de unos ojos, la flor de la pureza,

que busca la esencia de unos besos

la miel de una piel,

ese poeta tan tierno y elegante,

es mi amigo fiel.

jueves, 17 de julio de 2008

La Distancia y el Tiempo

En el Tiempo

Estuve paseando por Youtube.com y de pura casualidad y quizá ¿suerte? encontré un video de los que la gente pone que me viene muy bien para el post que quiero poner.
Acabo de invitar a una persona muy querida para mi, que ha significado mucho en mi vida, a que entre en mi blog, esta persona no sabe quien es la dueña del blog, hace años que no la veo, ni siquiera hablamos, bueno una vez hace algún tiempo en medio de los años que hace que no nos veíamos me la encontré en un restaurante, estaba comiendo y comía sola, espero que al leer esto me sirva para hacerme reconocer, que no para que me recuerde, pues sé que me recuerda y mucho. Me hace ilusión que entre a leerme, muchisima, por ello esta entrada, espero que le guste y que me visite. Desde aquí le doy las gracias. Va por esta persona, por los maravillosos tiempos, que nunca se los llevó el olvido.

¿Y qué?

Si, te he querido siempre.

¿Y qué?

¿para qué voy a besarte

Si sé que corro a una muerte segura

dentro de tu boca?

Si besarte sería…

aparcar y posiblemente

olvidarme de la vida o volverme loca?

No me tientes…

no quiero rozar tus labios

ni trasladarte al presente

no cerques mis labios, detente…

No olvides que eres pasado,

que importa si está muerto

si vivo o reencarnado,

como la vida, nada es eterno,

nada se queda, ni en los espejos

ni en las laderas de las montañas,

no me hagas beber de tus labios

una verdad,

que sube como el agua,

no quiero perderme

en los ríos que esperan en la orilla

del anhelo…

no quiero clamar hacia tu lengua

que gira en mi boca como rosa o violeta,

no me ofrezcas tu beso

no me alises el pelo,

no me roces el cuello,

no quiero rendirme en tus brazos

y a ese “te quiero”.

No te acerques corazón que late

entre mis dientes,

no me ofrezcas el temblor de tu carne… Detente.

No cojas mi mano pequeña

que a tu alma se vuelve…

miércoles, 16 de julio de 2008

Escribir



Los folios que intento escribir, se me vuelan todos y se dispersan, me juegan la mala pasada de huirme y se ríen delante de mis pasos, se los lleva ese viento imaginario que me sopla en los oídos las medias palabras… me susurran y caminan persuasivas, enhebrando mi fantasía o ese mar de sentimientos que llevo conmigo, puede que sean los recuerdos, los amores grandes y menudos, las cuartillas huyen y me faltan manos para agarrarlas, vuelan sobre mi cabeza, escapan por la ventana creyéndose aves, planean con un vuelo bajo y se posan en el suelo.

A la calle le salió ojos y me lee, mis cuartillas son mi sombra, mi historia, sin ellas se me quedan dormidos los pies, vacíos el cuerpo y el alma, escribir, escribir, que a veces es mi terapia, como una tabla para sobrevivir al naufragio, o como una fuente de alegría para expresarla… y verter sobre papel el pensamiento.

No escribo para los ojos, escribo para dentro, y no solo para el humano, también le escribo al viento, al horizonte, al sauce, a la gaviota, incluso al caburé, ese pájaro chiquito que se encarama a las cercas al caer la tarde, y a ese árbol que desde mi ventana me sonríe todas las mañanas, para mí todas las cosas tienen nombre de letras, algunas me palpitan, otras me respiran, y yo les doy vida cada vez que las leo, y sigo con mi torpe manía de escribir, no distingo diferencias entre comer y escribir.

Cuento mis pequeñas historias, mis anécdotas, como una epopeya diaria, las propias y las ajenas que van pasando ante mis ojos.

Escribo y rescato el camino, las manos, los labios atrapados, escribo y escribo para llenar algunos sitios y rescatar algunos sueños, para cuando ya sea silencio de olvido.

"Seño María"

María era morena, de rasgos angulosos y grandes ojos poblados de dulzura y de espesas pestañas, tenía un brillo en ellos entre triste y pícaro que deslumbraba, hablaba poco, mucho observaba…

Siempre hablaba en voz baja y a veces se perdía con su mirada.

Tenía una trenza muy larga en un rodete enredada.

Pero eso si, si se reía, lo hacía con toda la boca y su cuerpo se doblaba, debía andar por entonces en los cincuenta años y ni una arruga en la cara, tenía unas manos delgadas de dedos largos y uñas cuidadas… y escribía…

María escribía lo que se le ocurría y lo que le ocurría, lo que sentía y lo que no sentía, escribía lo que quería y también lo que no quería…

Era fragilidad y fuerza en perfecta armonía, si lloraba, era tan “padentro” que de tan poquito aliento… ahogada, parecía que reía.

Ella tenía algo… María escribía…

Y le escribía a los hombres en sus penas y alegrías y a la muerte, y a la pena y a la vida…cantando bajito ahuyentaba el miedo, derrochaba dulzura y cariño en cualquier sitio… irradiaba sosiego…

A veces parecía que te miraba traspasándote, sin mirarte, pero si, te leía dentro sin prisa, y en su boca… siempre, dulce y tímida, su sonrisa…tolerante y comprensiva…

Creo que he terminado de definir a mi profesora de literatura… María.

A esa clase de “ buenas profesoras” que enseñan algo más que la materia… Un beso “Seño María”.

martes, 15 de julio de 2008

Es

Mi Piel
es la esperanza
que tu recuerdo lleva,
el anhelo guardado
de mil caricias,
que se hace hoguera...
mi piel es una espera
un tiempo
y un momento.

lunes, 14 de julio de 2008

Homenaje pequeño pero grande

Me gusta mucho hablar con la gente mayor, esa a la que otros llaman viejas, si, como lo leen, ellos tienen un sello especial, es difícil ser viejo, se necesita un aprendizaje que nunca se adquiere, si no se vive el drama de la vida pasada.

Mi abuelo decía que llegados a viejos, ellos parecen todos iguales, lo difícil es diferenciarse, hay muchos que lo logran, cada uno a su manera, pero en mi abuelo tengo yo el ejemplo.

A mi me da miedo que llegue un día en que nadie me vea, sería horrible eso de andar por la calle sin que ninguna mirada se cruzase con la mía.

Por eso creo que los viejos con personalidad siempre destacan, siempre son de alguna manera artistas, o se distinguen por un alma bella, a veces no tenemos tiempo o no buscamos tiempo para mirarlas, pero algunas personas mayores se diferencian, todos tienen mi respeto, son dignas de admiración y han sido nuestro soporte en el caminar de media vida.

Tengo muchos conocidos mayores, con los que hablo, que me leen, que son incluso compañeros aún de trabajo, vecinos, incluso personas que me han visto nacer y crecer, y a los que aprecio muchísimo y de los que pienso que aún teniendo los ojos cansados, incluso hartos, me han transmitido muchas dosis de esperanza, a pesar de estar entrando ya en su memoria del olvido.

Creo que le debemos mucho a nuestros mayores, y no tanto lo sabemos ahora, como lo sabremos más tarde, como cuando lleguemos también a nuestro resbalador camino del olvido.

Es un pequeño homenaje a una persona mayor, para la que tengo ( a ella y a todos mis mayores) todo mi cariño, mi respeto y mi recuerdo.

A tí querido Lucas que ví tu juventud aguardando la palabra primera con un lápiz entre los dientes, a ti querido y viejo profesor de tantas cosas.

Mensaje


Se coló por mi ventana

un viento afilado,

quebró la última caricia, serenamente…

Se me derramó la vida al recordarte.

Y fui alquimista de los recuerdos

para crear oro cuando suspire

con las perlas de tu nombre.

Huyó la luna y regresó eterna,

Dejando tu mensaje en un reflejo

“búscame en las partículas del aire”

“pa” respirarme.

sábado, 12 de julio de 2008

Historias de mi Abuelo.

Mi abuelo decía: No hay que olvidar las historias del pasado, con ellas hay que enseñar a los jóvenes de mirada nueva, cómo ser libres…

Abuelo-¿cómo era la España que no he conocido?

Atada hija, siempre atada…

Procesiones, procesiones, aún tiene tu madre, (aquella muchacha lejana) grabadas las imágenes del corpus christi, que a mi cuando la miraba, me parecía un desfile de gigantillos delante, danzantes detrás y los gigantes que abrían paso a la custodia que entrenía al gentío, custodia tan deteriorada que sus adornos ya ni relucían, los ornamentos de los obispos tan bordados que destellaban en oro, de aquél que para nosotros era del que vendía el moro (refrán) los incensarios tan cargados que olían a quemado del incendio de la fe…

El fútbol y la selección, los seriales que llamaban un momento a la ilusión, al olvido de trabajar de sol a sol por dos reales… que no podían llevar a la mesa más que un poco de aceite y si acaso dos panes…

Y mientras, atrapada la voz de la desesperación, impotente, reprimida, manipulada, engañada y hasta matada, ¡alto ahí¡ eso es mentira, si no te callas, te vas a pudrir en una cárcel de por vida, eso si no te lleva el pelotón en plena noche de miedo y de temor.

Nos dejaron sin juventud niña, casi desaparecida, aquella que alzaba la voz ingenua y asqueada de injusticia, la que trabajaba desde el monte sin armas y sin comida, casi no se podía lograr la continuidad que necesita la historia de tanto borrar las palabras que nunca debías decir, para que las sentencias de muerte fueran de vida, palabras calladas con castigos, amenazas, injurias, muerte, denuncias e injusticias, cosas viejas hija, que aún duelen, arrastradas al olvido,… y un día habrá que atar lo desatado, devolver a los intelectuales que nos robó la guerra que aún quedaron claro...

¿Es posible que tanto ciegue el miedo de mantener viva la palabra de un pueblo?

Ve a dormir niña, mañana será otro capítulo… si abuelo, buenas noches.

Ladrón de Poemas.


La casa de mis padres tiene tres patios de flores y parras, y una marquesina aromada de azahares, jazmines, romero y albahaca. En las noches de verano el aire se transforma en brisa perfumada, es indescriptible narrar la sensación que te provoca estar allí sentada en el banco fumando un cigarro, la luna parece que baja y te enseña su cara, un ramillete de nubes blancas la guardan haciendo la noche más clara.

Y estabas allí, sentado en el escaloncillo del final de la escalera, el chico que me robaba los poemas de mi mesa, de mi carpeta, de mis libretas… aquél que luego se dedicaba a recitarlos en casa de sus amigos y se reía de mi, que no conmigo…

Me miraste con una mirada que absorbía, los versos, las ideas, las palabras…

Con un susurro apenas dije: Me pareces el presidente de la real academia.

El silencio rompía el aire hasta que sonó su voz: He cantado romances desde la noche al alba, he recitado versos hasta entre mis labios convertirlos en besos en tu ventana, no he dormido pero si he soñado, he llamado con los nudillos en ella hasta no sentirlos míos, a veces te he cantado, te he mirado, te he esperado, te he amado, pero siempre, te he llorado…

_ si, y también me has robado mis poemas- dije- para reírte…

_ y tú Nada, nunca me abriste-dijiste-

Pero yo ya me perdí en el lenguaje ceceante de la fuente, los pinos, las retamas y la yerbabuena, un aire fresco murmuraba en mi oído- un pelo largo, bueno para peinarlo- y al besarme desaparecía. Puede que fuera entre el pelo y los hombros, los labios o los ojos, chorros de besos de agua como un arroyo… la fuente siguió manando para siempre, y el aire sigue oliendo entre los árboles que protegen del sol a los amantes…

jueves, 10 de julio de 2008

Historia

Monasterio de la Rábida

La Rábida es como una ventana

Abierta siempre a la mar,

Para asomarse y soñar…

La luna sueña de noche

Por los esteros,

Mientras cantan en los barcos,

Los marineros…

La Rábida es un lugar Colombino donde se respira historia, unión y armonía de culturas, es para mi un lugar entrañable, sus jardines, el convento emblemático y a sus alrededores, los pinos, el césped, el puerto, detalles y escudos de países hermanos y las tres carabelas bañándose en la madrugada de los mares del mundo, y las redes que un día los pescadores sacaron plateadas de peces y descubrimientos.

Amar los lugares por lo que significan es convertirlos en una patria, una patria pequeña, como un patio, un lugar, una pared, donde dejas tus cansancios y te sientas a contemplarlos, bajo un limonero, un molino de vientos o un rosal que crece al pie de un pino, con los ojos abiertos a los sueños esperando la aurora venidera.

Ya me siento poco allí, donde sigue la Universidad Iberoamericana, ahora serán otros los que inicien sus estudios, la muchacha, el muchacho, la sonrisa, la canción, la flor, el amor, los ojos mirando, los labios tensos para besar, la mano amiga en la mano, los dedos entre el pelo, la gracia, la palabra, la amistad, la promesa, el gesto, la tristeza, hasta el aliento… todo eso que sigue sentándose en esos lugares por los que pasan nuestras edades, la historia, el transcurrir de los años, hay sitios como la Rábida donde todos tienen asiento, como esas escalinatas y ese césped donde se celebran los festivales de encuentros de culturas, el Festival Iberoamericano, bajo la noche dulce con brisa de sal colombina, que endulza y sala tantas juventudes distintas, que como esa historia se sacude los minutos de los hombros para no sentir que van pasando, pero dejando siempre esa ternura que se ha ido traspasando, hay sitios como este, ¡que cuanto hemos querido¡ mientras escribíamos versos para las bocas ansiosas y rebeldes de los 17 años, sentir limpio, ternura vigilante, ingenuidad nata al borde del jardín florido de la historia…

miércoles, 9 de julio de 2008

Mírame.

Te lo confieso, me quedé perdida en el reflejo de tus ojos, allí pude encontrarme, me diluí en tu sonrisa y no pude resucitar de esa muerte del roce de tus labios con los míos, y no pudieron dejar de temblar, dejé mi corazón guardado en una esquina de tu cuerpo y no pude recuperar la cordura de ese instante, ahora en todos mis momentos te extraño, te veo en las aristas del destino y entre la multitud veo pulular los sentimientos.

Estoy sentada bajo tu mirada y sé que tienes alas, no desesperes, a tu espera pertenece mi nombre.

Mírame, envuélveme en tus húmedos ojos y hazte caricia en la exactitud de mi rostro, alma derramada que me arrastra, beso a beso, ráfaga de sueños, porque tú lo sabes, que puedes todo ¡ y cuanto¡

martes, 8 de julio de 2008

Ay Amor...

Aúllas en la tormenta

que ruge

en la cárcel de mis ojos,

en la prisión de mi silencio

y te sueltas,

en la cadencia del verso…

y todavía la tarde

te guarda el recuerdo

y viene la noche,

y al alba desperezo

un sentimiento

que me roba la sangre,

cuando del soñar despierto.

Y así te voy atando

a mi todo

en un único abrazo,

y en mi pecho desnudo

te envuelvo…

quizá tú,

ni siquiera lo adviertas

pero hacia ti van mis ojos

y contigo,

ocupando mi memoria,

la palabra amor

incrustada en mi cuerpo.

Ay amor…

quien te llama es mi beso,

mira mis ojos

y escucha,

ese todo

que duerme eterno entre nosotros,

tan cercano y tan lejos,

de pronto…