A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 12 de julio de 2008

Historias de mi Abuelo.

Mi abuelo decía: No hay que olvidar las historias del pasado, con ellas hay que enseñar a los jóvenes de mirada nueva, cómo ser libres…

Abuelo-¿cómo era la España que no he conocido?

Atada hija, siempre atada…

Procesiones, procesiones, aún tiene tu madre, (aquella muchacha lejana) grabadas las imágenes del corpus christi, que a mi cuando la miraba, me parecía un desfile de gigantillos delante, danzantes detrás y los gigantes que abrían paso a la custodia que entrenía al gentío, custodia tan deteriorada que sus adornos ya ni relucían, los ornamentos de los obispos tan bordados que destellaban en oro, de aquél que para nosotros era del que vendía el moro (refrán) los incensarios tan cargados que olían a quemado del incendio de la fe…

El fútbol y la selección, los seriales que llamaban un momento a la ilusión, al olvido de trabajar de sol a sol por dos reales… que no podían llevar a la mesa más que un poco de aceite y si acaso dos panes…

Y mientras, atrapada la voz de la desesperación, impotente, reprimida, manipulada, engañada y hasta matada, ¡alto ahí¡ eso es mentira, si no te callas, te vas a pudrir en una cárcel de por vida, eso si no te lleva el pelotón en plena noche de miedo y de temor.

Nos dejaron sin juventud niña, casi desaparecida, aquella que alzaba la voz ingenua y asqueada de injusticia, la que trabajaba desde el monte sin armas y sin comida, casi no se podía lograr la continuidad que necesita la historia de tanto borrar las palabras que nunca debías decir, para que las sentencias de muerte fueran de vida, palabras calladas con castigos, amenazas, injurias, muerte, denuncias e injusticias, cosas viejas hija, que aún duelen, arrastradas al olvido,… y un día habrá que atar lo desatado, devolver a los intelectuales que nos robó la guerra que aún quedaron claro...

¿Es posible que tanto ciegue el miedo de mantener viva la palabra de un pueblo?

Ve a dormir niña, mañana será otro capítulo… si abuelo, buenas noches.

5 comentarios:

  1. Genial amiga, eres increible.
    Un beso.
    Ah otro beso.

    ResponderEliminar
  2. ~~~~~~~~~~~~

    Ciertamente Carolina, tu abuelo sería un hombre bueno y grande! Los hombres buenos todos luchan contra la tiranía. Lo que escribes es igual lo que hay sucedido en mi país, en el pasado. (Solo no vivimos una guerra civil)
    Es bueno honora las palabras, nosotros también quedamos grande.
    (Me gusta de leer los recuerdos que tú tienes).

    Abrazo Carolina.

    ResponderEliminar
  3. afortunadamente esa vieja y pasada España va logrando quitarse la tela de araña que la envolvía...pasado un tiempo los poetas comenzaron a volver,los obreros pueden decir lo que piensan en las fábricas, los amantes pueden besarse en cualquier rincón o la luz del día, aunque en las banderas y en los recuerdos queda mucho dolor y mucha deuda no pagada...vivo hoy día en esa España que quiere ser diferente...sueño con un mundo sin fronteras, sin banderas, dónde los hombres y mujeres de la calle sean sus propios governantes... en fin... puedo soñar en esa vieja piel de Toro...deseo un mundo mejor...

    besos-besos

    tu vecino del 4º

    desde el otro lado de la luna
    desde el otro lado de la ventana

    posdata: te felicito por tus textos y por tu sensibilidad...muas...

    ResponderEliminar
  4. Gracias vecino, nos vemos en la ventana.
    Un saludo cercano.

    ResponderEliminar
  5. Simepre la experiencia debe ser pulida

    Saludos, te agradezco enormemente que te pases por mis sitios oscuros

    Sincero

    ResponderEliminar

Huellas.