A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 9 de julio de 2008

Mírame.

Te lo confieso, me quedé perdida en el reflejo de tus ojos, allí pude encontrarme, me diluí en tu sonrisa y no pude resucitar de esa muerte del roce de tus labios con los míos, y no pudieron dejar de temblar, dejé mi corazón guardado en una esquina de tu cuerpo y no pude recuperar la cordura de ese instante, ahora en todos mis momentos te extraño, te veo en las aristas del destino y entre la multitud veo pulular los sentimientos.

Estoy sentada bajo tu mirada y sé que tienes alas, no desesperes, a tu espera pertenece mi nombre.

Mírame, envuélveme en tus húmedos ojos y hazte caricia en la exactitud de mi rostro, alma derramada que me arrastra, beso a beso, ráfaga de sueños, porque tú lo sabes, que puedes todo ¡ y cuanto¡

6 comentarios:

  1. ¡Bello! algo como esto he estado esperando de ti.

    ResponderEliminar
  2. Bueno scot gracias¡¡¡ pero no olvides que no soy escritora ni poeta, solo sangro sentimientos.
    un beso...... Blanco. jeje

    ResponderEliminar
  3. Carolina,

    Texto pequeño... pero, muy bonito.
    “Solo sangro sentimientos”! Mucho profundo el golpe en tus sentimientos ?!!!

    Beso incoloro.

    ResponderEliminar
  4. Hola Tavares, bueno empleé una metáfora, que viene muy bién para decir lo mismo que escribir mis sentimientos, gracias amigo por venir a mi sitio a leerme y comentarme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Permiteme decirte que comprendo lo que sientes...

    Debere, entonces, dejarte como las personas a las que visito

    Saludos

    Koke

    ResponderEliminar
  6. Hola Koke, Gracias y bienvenido a mi sitio donde estoy y soy.

    ResponderEliminar

Huellas.