A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 4 de octubre de 2008

Cuentos e Historias

Tengo que decírtelo…

Tienes bien ganada la reputación que te acompaña, eres seductor y no puedes negar que te gustan mucho las mujeres y el amor, sin duda tanto como la guerra, porque además eres polémico y violento.
Es como un juego para ti. Te confieso que tu intención me la imaginé enseguida, pretendías seducirme, para perderte en unas sábanas entre las que tantas veces, has prometido lo imposible.
Luego nos hubiéramos ido y nos hubiéramos olvidado, o no…
Como otras _ pensaste_ me hubieras amado y luego maldecido_ pero eso pensaste_ no fue así, yo tenía otros planes, no llegué a amarte y lo intenté, no pude, pero si te maldije…
Te salió mal porque mientras yo lo intentaba tú te enamorabas, algo con lo que no contabas… quizá fue que tuviste la oportunidad de conocer otras sensaciones diferentes a las que coleccionabas en tu memoria… caíste en tu trampa.
No contabas con que fuera diferente a las demás, pero lo soy, no sabría decir porqué prodigio, pero lo soy, por eso no esperé nunca nada de ti… y lo esperaba todo… el que aprende muchas cosas a la vez… nunca aprende nada.
Te recuerdo que me entraste a saco, lanzaste la flecha apenas visualizar el blanco, ¿o lo has olvidado? nunca supe ir tan rápido, ya se sabe, las cosas que muy rápido entran, muy rápido salen…
Entonces tu aliento, fue cono si se hubiese suspendido en tus labios, donde un suspiro pareciese el primero y el último al mismo tiempo.

Y no me vengas ahora con tu primavera, que si es tuya, que si tú no, que si yo… pero si fuiste tú quien apareciste de nuevo, pisando un terreno que ya estaba seco… no me vengas con cuentos…
Mientras te ganabas poco a poco mi corazón, perdías mi confianza, así que decidí pasar página y está bien pasada, no me importa donde clavas ahora tus garras_ Pobre de la afectada _ a mi no me duele nada, ni el corazón, ni las manos ni la mirada.
Y volviste a tu camada, donde los lobos abandonan su refugio de noche para acercarse a los pasos de las gacelas ¿o son ciervas? No sé, pero creo que conociéndote a ti, más bien son Siervas…
Inmerso en tu desesperación, dando pasos de ciego- no se puede estar al mismo tiempo en la carretera y en las aceras, o coger dos vereas, o en dos estaciones, si es invierno, verdea, si es verano amarillea- cosa fea-.
Y claro cada uno lleva lo que crea, y no, nunca creaste primaveras, el sol no salía de tu corazón hacia fuera, lo tuyo es el frío gélido de los inviernos, y a mi, los ojos me chispean, tengo el corazón lleno.
Que te va bien_ mejor_ que no, ni me afecta ni me quita el sueño, no pienso remover el pasado, porque eres pasado y además olvidado…

8 comentarios:

  1. Wow, he reconocido en tu descripción un personaje que se adueñó de mi historia y ¿sabes? me alegro de que a ti no te haya pasado lo mismo, fuiste capaz de mantener tu pies en tierra.
    Te dejo un gran saludo. seguiré poniendome al día con las demás entradas, que no he visto.

    ResponderEliminar
  2. He vuelto como el viento nocturno

    Y aromas rocié, que vinieron conmigo

    A lo largo del camino.

    ResponderEliminar
  3. Hola Miguel, me alegro que hayas vuelto, te eché de menos, ya me temí que no volvieras.
    Un beso.Bienvenido.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carol, he encontrado tanto material en tu blog, tantas letras, tantas cosas, increibles, volaremos por el cielo como palomas como lo dijo el cantante español Jose Luis Perales.

    Un oceano de letras, moriremos ahogado......

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel. pues nada, ahoguémonos, jaja pero que sea en una isla maravillosa...
    me alegro que estés por aquí, oye que pasó con tu blog? no me asustes, no se te ocurra irte eh?
    un besote.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Nelly, por pasarte y gracias también por alegrarte de que me diera cuenta a tiempo y no permitiera que nadie se adueñe de mi historia, en algunas ocasiones aunque cueste mucho, hay que poner la cabeza en vez del corazón, aunque no lo consigas por dentro, pero por fuera, te pones la armadura y caminas hasta que sea el momento de quitartela.
    Un beso y abre bien los ojos por si alguien llega de igual manera... jaja

    ResponderEliminar
  7. Me parece que ha sido uno de las mejores prosa-poeticas que te he leido.

    ResponderEliminar
  8. Hola Jorsh, gracias, por venir y comentarme, un besote.

    ResponderEliminar

Huellas.