A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 29 de octubre de 2008

Letras Desnudas.

Hoy quiero hablarte de mis letras, de todo lo que encierran y todo lo que arrastran, de las horas del calendario que fueron llenando.

Y quiero pedirte que las guardes en tu cuerpo como una ráfaga de trigos y amapolas bañadas de cariño bajo el viento, encerrarlas, por ejemplo en tu pecho y no dejarlas atrapadas en las aristas de la nada y el silencio…


Mis palabras
desnudas
en días de sol
y en noches oscuras
desde la insignificante sílaba
a la más trasnochada
de las metáforas,
desde las tildes
hasta las comas,
y los puntos suspensivos…
que se abren a la mente
con delirios.

Y no te angusties si ves que un día se desvanecen, quizá un día se vayan volando de mis labios y mis manos, de mis sueños…
Levantándose a las montañas, a los bosques, a los ríos, a la luna, a las atalayas… libres, sin ataduras.


Entre las estrellas
que se desatan
en la mirada tras la mirada
entre los labios
que me nombran,
quiero hablarte
de mis palabras.


Estas mismas por ejemplo.

A un instante de ser o perderse en la nada,
como un cielo de plomo sobre la nostalgia,
por eso te pido
que las guardes en tu pecho
sin esa lejanía que marca el eco,
dentro, muy dentro,
hasta que sea el tiempo quien las arranque de tu pecho
que mantienes abierto.

9 comentarios:

  1. Solo una pequeña frasecilla mía:

    "Escribo para no morir dicen algunos, podría decirse entonces que yo nunca moriré, sin embargo en mi mente no cabe la idea de vivir por siempre. Solo pido que mis palabras nunca mueran, y perdure mi recuerdo en vuestra memoria, como tantos otros locos literatos que soñaron con nunca más morir"

    Vieja pero eficiente...Podràs morir pero tus palabras no.

    Besos Karol...

    ResponderEliminar
  2. Preciosa frase y profunda y hermosa también esa reflexión.
    Gracias Dani, por no olvidarte de mis palabras...
    Un beso desde Mi atalaya.

    ResponderEliminar
  3. ME DARE EL PLACER DE LEERTE CON CALMA. POR AHORA: GRACIAS POR TUS COMENTARIOS.
    VISITAME MÁS A MENUDO NIÑA ESPAÑOLA...

    UN ABRAZO,

    PAVLO ZAMORANO

    ResponderEliminar
  4. ME DARE EL PLACER DE LEERTE CON CALMA... POR AHORA: GRACIAS POR VISITAR TUS COMENTARIOS EN MI BLOG, NIÑA ESPAÑOLA...
    UN ABRAZO,

    PAVLO ZAMORANO

    ResponderEliminar
  5. Hola Pavlo.
    Gracias por visitarme.
    Te visito claro que si.
    Besotes escribidor.

    ResponderEliminar
  6. SOY COTERRANEO DE NERUDA Y DE ROKHA, DE ROSSEMANN TAUB Y SALVADOR ALLENDE... TAMBIEN PRETENDO SER HISTORIA PARA ESTE POBRE PAISILLO CONFUNDIDO Y AMNESICO...

    UN ABRAZO,
    PAVLO...

    ResponderEliminar
  7. Tu poema me ha hecho recordar el epitafio que escribió Keats para sí mismo: Uno que escribió su nombre en el agua.

    Bueno niña, aunque escribieras como Keats (en el agua de algún río que corre y se pierde en el mar), tus palabras siempre acabarán regresando en un generoso aguacero a regar el campo.

    ResponderEliminar
  8. Qué fácil es perderse en tus palabras y quedarse dentro...

    Me gusta. Trataré de pasar más por aquí.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Oggi, tu comentario es muy lindo.
    Gracias a tí también Mario. Vuelve cuando quieras, un abrazote.

    ResponderEliminar

Huellas.