A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 27 de noviembre de 2008

Triste


No estoy cansada.
No es el cansancio
Quien me posee…
Es la tristeza
Que con sus garras me apresa,
La oigo como gime larga,
Que en mi pecho vive.
La tristeza es fría
O es la noche sombría
Que me hace suya
Y la hago mía…
La tristeza es callada
Pero escuchada,
La que me alcanza,
La siempre hallada.
No tiene brazos
No es nadie, ¡Nada¡
Pero te agarra
Y si no la invitas
¡da igual¡ es como el viento
que pasa… que gime y canta…
“me llamo Tú… pronunciando mi nombre…
estoy triste. Y no encuentro al culpable.

4 comentarios:

  1. Yo también he sentido ese peso. Esa tristeza. Pero Carola, eso no es malo. Así es el ser humano, a veces alegre, a veces triste y de seguro muchas veces no entendemos porqué andamos sonriendo por la calle o derrepente se nos escapa una lágrima. Lo importante es superar esos momentos y seguir adelante.

    Arriba ese ánimo! estamos contigo.
    Un beso Carola y te seguimos leyendo! :D.

    ResponderEliminar
  2. mmm.. yo tengo una pregunta, es necesario un cumpable para estar triste, digo ,a veces me dá la tristeza pero sin culpable... mmm, entonces, de repente estoy cansado solamente.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Nelly, si sé que es así, pero la mía si sigue así se hará crónica.
    un beso.

    George, no es necesario un culpable claro que no, pero a veces se tiene uno, y no duces que cuando se está triste es por algo, sin más no se está no crees? de todas formas no tiene importancia. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  4. [Qué usted hace despierta a estas horas?] ;)

    ResponderEliminar

Huellas.