A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 31 de diciembre de 2008

La Guerra Absurda.


Menuda represalia sin fin están masticando entre Israelíes y Palestinos, ellos mismos se están condenando a una lucha sangrienta que se renueva desde hace sesenta años.

La franja de Gaza superpoblada y superpobre, superdominada por los extremos de Hamas enfrentada a su vez a la autoridad nacional Palestina, Hamas es el fruto de la desesperación de casi todo un pueblo despojado de su territorio y obsesionado ilusoriamente con que debe exterminar al estado de Israel.

Hamas con sus escasos resultados e Israel con una máquina de matar y una unidad muy superior, y entre medio de todo esto, los inocentes, niños y civiles, siempre ocurre lo mismo, se buscan objetivos militares pero en el balance final, siempre caen los objetivos no buscados, o será que no distinguen ni quieren distinguir. Territorio de Hamas, territorio enemigo, territorio a arrasar. Historia ya rutinaria gobernada por la irreconciliabilidad entre los contendientes.

Un bando ya arrasa al enemigo, el otro lo ansia pero no puede, el primero crece en soberbia y obcecación, el segundo en frustración, ninguno está dispuesto a colaborar para un posible arreglo, uno no entra en batalla si el otro no quiere, pero ninguno quiere ponerse en el lugar del otro, o como mínimo aceptar ese derecho a vivir y a convivir.

Demasiados Dioses para tan poco espacio y demasiadas historias de guerra para una geografía tan reducida, yo pienso que todo iría mejor si nadie se creyera el elegido y si los Dioses y las creencias no estuvieran en medio de las vidas de los mortales.

El conflicto de Oriente es el más envenenado, el que menos esperanzas tiene de ser solucionado, divide a la opinión pública internacional con demasiados prejuicios e incondicionalidades arbitrarias y lleno de hipocresías de los gobiernos que deberían imponer la paz a quienes no la quieren, que son muchos, si no liberan sus mentes no habrá guerra final, sino más guerras donde morirán más inocentes. Hasta donde llegará la obcecación, el egoísmo, la soberbia, la falta de generosidad y la irresponsabilidad, el fraude y la corrupción unidos todos esos conceptos al más grande de los fanatismos… sencillamente a la destrucción. El pastel se ha quedado pequeño para tantos comensales, aunque creo que si se hiciera un reparto justo llegaría para todos, solo se trata de ser humildes, solidarios y humanos, conceptos que ya no se sabe ni su significado.

Espero que el año próximo, 2009 sea el año de las hermandades entre los pueblos. Amén.

¡Qué ilusa yo ¿no?

Hay deseos que siempre serán imposibles porque el hombre es polémico por naturaleza desde siempre y para siempre… el ser humano… tan sencillo y a la vez tan complicado.

2 comentarios:

  1. Pues este es uno de los temas que a mi más me frustran. Realmente es un asunto de resistencia contra poder imperial injusto. Esto es inhumano. Que dividan el territorio en dos y que cada cual tenga su bandera. Ya basta! La Hispaniola es mucho más diminuta y está dividida en dos paises, que aunque tengas sus problemas no vivimos en guerra.

    Si eres ilusa deseando la paz, pues somos dos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Claudia, bienvenida. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.