A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 16 de diciembre de 2008

Los Recuerdos.


La memoria puede tener los ojos indulgentes.

Hace unos días una persona me dijo en un comentario algo así como que los recuerdos no sirven para nada. Por supuesto no estoy de acuerdo.

Las vivencias pasadas y todo lo que pasa por tu vida, incluso las personas, dentro de nosotros no están muertas sino dormidas.

No me gusta la memoria del olvido, prefiero mejor la memoria incluso de la melancolía, esa a medio apagar, no sé quién decía “Hay que tener recuerdos, es muy importante recordar”.

Lo verdaderamente horrible sería no tener nada que recordar, dejar tras de sí una estela llena de vacíos.

Aunque también a veces, muchas veces, es duro que los recuerdos se precipiten sobre uno y te obliguen a mirarlos de frente y te muerdan las entrañas, que es el lugar donde se revuelve la memoria, y allí no tienen piedad porque te llevan al lugar donde una vez fuiste testigo, pero los recuerdos son uno mismo, no se puede tener un presente y un futuro si no ha habido un pasado que es al fin y al cabo el que te va iniciando.

Yo los llevo conmigo, son la esencia de lo que soy porque he sido.

¿Cómo podría olvidar a mi abuelo y a mi padre y a mi primer amor por ejemplo que ya no están conmigo?

¿Si sólo con actuar como ellos me enseñaron y el amor que me dieron, ya es suficiente motivo para recordarlos?

Mis recuerdos aún son mi niñez y mi adolescencia, por ellos soy ahora la mujer que soy, están anudados a un pliegue de mi alma, dormidos, siempre dormidos, nunca muertos.

Y seguirán estando a medida que pase el tiempo, hasta el último que pise como esa última hoja que pisé y se alojó en mi zapato, ellos cuando quieren me arrullan como si fuera el Ruiseñor del último verso.

Ahora los atesoro en mi juventud, como un día atesoré la palabra primera con un lápiz entre los dientes temiendo la falta de ritmo

.Mis recuerdos son de muertos y de vivos, no puedo recordar algunos nombres desde pequeña, pero si los surcos que dejaron algunas gentes, y esa marca a veces duele, duele dejarlos de ver, y duele no haber podido hacer algo para que permaneciesen, no haber podido retenerlos.

Otras veces el recuerdo nos huye, es como si abriésemos las manos y todo hubiese volado de un soplo, pero es involuntario.

Todas mis amigas de la niñez están en mis recuerdos, a algunas no las volví a ver por alguna razón ajena a nosotras, pero sé y guardo cada cosa que aprendí de cada una de ellas, porque siempre necesitamos a alguien que nos abra el camino del conocimiento, esas personas que nos dejaron el recuerdo donde se han ido colocando nuestros pasos.

Guardar los recuerdos es de inteligentes, maduros y de sabios… Alguien lo dijo.

Aunque sean lo mismo una cueva oscura que un relámpago de luz fijo.

7 comentarios:

  1. Recordar a alguien que ya no está en este mundo es una manera de estar con ellos y el aprendizaje su presencia.


    un abrazote!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. hola!!!
    una forma de recordar es seguir haciendo las cosas que haciamos antes, ir por los mismos lugares y encontrarnos fundamentalmente con las personas que valoren tanto como nosotros los recuerdos, en ese instante es una realidad no un recuerdo,no creo que esencialmente alguien cambie, siempre son los mismos chicos.
    Recordar a alguien que ya no está en este mundo es una manera de estar con ellos y el aprendizaje su presencia.

    un abrazote!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Nike, que tal estás.
    Bueno tienes razón y eso se hace, pero hay casos que no puedes hacer más que recordarlos.
    Un besote amigo mío.
    :)
    aver si nos vemos en el msn antes de Navidad no?

    ResponderEliminar
  4. es una promesa
    no lo dudes
    take care

    ResponderEliminar
  5. Es un mentecato quien diga que los recuerdos no nos sirven de nada. Recordar es vivir como dice una frase por ahí.

    Mis recuerdos los tengo dentro de un cofre, quisiera tener más de los que tengo.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  6. la vida k es en si , sino recuerdos ... sin recuerdos no existiriamos . es mi humilde opinion . saludos

    ResponderEliminar
  7. No ombe........que seria la vida sin los recuerdos.........que seria la vida sin la historia.........que seria la vida sin los libros..........que seria de nosotros si no recordaramos quienes somos............

    ResponderEliminar

Huellas.