A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 5 de febrero de 2009

Atrévete.

Atrévete,
llama a tu miedo pánico,
rechaza la tentación
y saca de tu mesita de noche,
mi pelo…
cierra las ventanas
que no entren los sonidos,
los aromas de mi cuerpo
y quedemos como locos
tierno todo…
augurando
abrir…
deseando,
cerrar…
prohibiendo,
pasar…
disfrázate de aire
para poder rozarme,
no hables…
vacíate de mi, tanto
que no puedas recordar
cuanto te amé y
cuanto me amaste,
ahoga tus sentidos
en el vaso de tu vino
llamando al olvido,
y pierde mi sabor
entre tanta nicotina,
tira tu agenda,
escupe el beso que intentamos,
sácame de tus versos,
no creo que yo sea
más que una letra
del alfabeto de un sueño…

No sé si puedas,
mi piel se fue tallando en tu piel,
el universo grabó un día nuestro canto,
he volado sobre tu cielo,
y tú me sentías en medio
del estruendo de tanto silencio,
siempre supiste que tenía alas,
en aquella oscuridad de tu cuarto,
rasgué tanto tus labios…
huyes de lo que te falta
y vuelves al encierro de mi pecho,
si, es cierto,
siguen transcurriendo los segundos
en el reloj de nuestro tiempo
a pesar de haber muerto
en uno de sus últimos momentos.

Perdóname si
IRRUMPO alguna vez…
en el paraíso que guardamos,
ya sabes…
yo puedo salir del donde y del cuando…
sigo volando.

2 comentarios:

  1. Increíble, majestuoso mujer, y que inspiración divina te ha llovido, como nunca estas, grato mi ser de observar este espectáculo cósmico.

    ResponderEliminar
  2. uys que lindas palabras, qué guay eres migue. :)

    ResponderEliminar

Huellas.