A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

lunes, 9 de febrero de 2009

Te Vi.


Te vi. y quedé perenne
en el humus de esos ojos: laberinto, tentación.
Donde mi quimera es única.

Sé que es inútil querer apropiarme de la luna, pero a cambio, te daré un fontanal de agua fresca, pura, acoge mi juventud en la posada del alma, yo, perforaré las paredes de tu ternura.
¡Déjame descansar en los arcanos del fruto de tanto vivir… Dibujaré un arco-iris para ti, de perfumada primavera, volando desde los confines a esta caricia que en mi pecho habita; juntos al amanecer nos agarraremos a los sentimientos.

No sé como quebrar esta belleza que experimento, este cosquilleo en mi garganta por esos ojos negros donde adelantarme al tiempo quisiera.
Regálame el juicio que calme mi desenfrenada locura, más soy un corcel trotón, y galopo las montañas de mis sueños.

-¿Cómo trepar a las estrellas para alcanzar tu madurez?
- ¿Cómo volver a la oscuridad sin que mis labios te digan Te Quiero?
-¿Porqué no me llevas a pasear a tu edad y a jugar con el proceder de tus ojos, si los dos supimos que se cruzarían nuestros destinos?
-¿Cómo tú que conoces al mundo no te percataste de mi?
-¿Cómo atreverme a fisgonear en ese corazón de hombre esquivo?

¿Cómo decirlo? Si soy tan poquita cosa que ni me has advertido...

Te ví…

6 comentarios:

  1. Ese hombre que viste sí que es raro, hasta ojos de laberinto tiene.

    Niña con ojos de laguna, no eres poquita cosa. Habría que estar ciego para no advertirte, estás en todas partes.

    Espero que estés bien, veo que estás muy productiva, como las abejitas.

    La foto de tu madre está preciosa, no wonder eres tan guay.

    Ciao, besos, abrazos, y más besos.

    ResponderEliminar
  2. Un gran poema y unas grandes preguntas sin contestar, me encantó tu entrada, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buenoooo vale vale, gracias Engels, tú si que eres guay, :) ande andarás jaja. besitos.

    Hola Corso, gracias por visitarme y me alegra que te guste lo que escribí ya que tú escribes muy lindo. un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y yo diría que en tu juventud ya has vivido varias vidas, que atesoras y encadenas el saber de varias generaciones, que un impulso vital te arrastra para encontrarte con tu gigante destino.

    Te conozco demasiado poco como para saber de donde vienes y adonde vas. Pero tu paso deja una huella clara y profunda. Tu ejemplo también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía tus palabras son demasiado para mi, qué va, ni he vivido mucho, ni he tenido tiempo, ni soy ni mucho menos ejemplar, me queda tanto y me gustaría aprender tanto...
    Me conoces poco, más bien nada, solo lo que puedes leer, pero te aseguro que cada escrito es sentimiento mío o ajeno pero pasado por el tamiz de mi sentir, este escrito es nuevo, muy reciente, sin más vidas que la de ahora, hay hombres que su madurez y su forma de ser dejan a los jóvenes a un lado, la sensibilidad de algunos hombres es oro puro y no sobran asi eh.
    :)
    bueno no me agasajes que me asusto, me da miedo como cuando escribo sin parar y me pregunto pero como puedo escribir tanto?, te confieso q esta mañana en el pc de mi trabajo me escribí al menos tres jaja uys q si me lee mi jefe me va a colgar...
    bueno oye que sepas que el partido Getafe Recre, lo vamos a ganar jaja.
    Besitos Suri.

    ResponderEliminar
  6. ¿Que se ha partido...? ¿En Getafe...? ¿Recrequé...?

    Mi niña, ¿también futbolera? Pues yo no. Dejé de verlo cuando solo me entretenía ver las patadas que se daban...

    Me gusta halagarte, agasajarte, sentirme el espejo en el que puedes ver tus virtudes. Me gusta hacerlo y he generado más de una protesta. Todo lo digo sinceramente, pero creo que aunque no encontrara virtudes, con solo encontrar un buen corazón me seguiría deshaciendo en cariños. Tal vez porque al primero que le endulzan la vida es a mí mismo.

    Uno mismo...

    ResponderEliminar

Huellas.