A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 5 de marzo de 2009

O tal vez Sueñas...


¿Recuerdas dios de alabastro,
cuando mis labios recorrían tus labios
tímida primero, incisiva luego?
¿Recuerdas también cómo mi boca
tal como rosa, ardiente y roja,
abría sus pétalos en un beso de amor
abriéndose al sol de tus labios?

¿Recuerdas –lobo estepario-
ese refugio
donde querías quedarte,
ese espacio siempre tan buscado
al cálido abrazo de mis brazos?

El gusto, el tacto, el roce
de menta y chocolate,
el instante transformándose,
la brisa marina,
la brizna de hierba
que olía a lluvia…
la seda quebradiza
temblando entre los dientes…

¿Recuerdas dios silente
cuando unos labios
al roce de otros labios,
tiemblan…
en una caricia y un combate
que se llama estremecerse?

Sé que lo recuerdas
y también lo sueñas,
que el corazón se te queda pequeño
acelerando sus latidos
cuando me piensas…
y se te quiebra el aliento,
dejando tu alma contenta,
pues aún sin tocarme,
con sus ojos me besas…

Lo sé dios de alabastro
que sin haberlos besado
sabes y sientes
el sabor de mis labios…
esas avenidas de jazmines
de frescos aires,
de eucaliptos, de pinos verdes,
de rosales
que esparcen sus pétalos
sobre tus labios,
que ansían besar mis labios…
También mi frente,
ambos, ¡Apasionadamente!

5 comentarios:

  1. Leo tu poema y pienso que ha sido creado casi sin ser pensado, tal y como sales las obras maestras, las obras de aquellos que han sido tocados por el destino para hacer fácil la creación inalcanzable para el resto de los mortales.

    Miro yo mi poesía, lo que me cuesta parirla, su enrevesada estructura, sus infinitos retoques… tanto trabajo para dar lugar a un bello intento pero nada más… y envidio tu facilidad.

    Suerte que no hay necesidad de que uno sea creador para disfrutar de algo bello… Me encantan las imágenes con las que decoras tus sentimientos. Levanto mi sombrero…

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  2. uysss mira que eres original hasta para comentar, tú si que eres poeta amigo, que haces poesía hasta de lo que piensas.
    Pues si, ¿como lo sabes?
    fue creado sin pensar, escrito según salía y no tiene retoques, además confieso que lo hice en el trabajo, uf como lea esto mi jefe...
    Gracias Suri, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Oye Suri, no seas tan modesto, no puedes decir eso de tu obra, ya te dije lo que pienso de tu estilo y tu arte, esa materia volátil que llevas en el corazón y luego corre veloz por tus venas hasta vaciarse en la pluma, no digas eso, no seas tan injusto.
    Un abrazo y gracias por tirarme el sombrero, como hacen los artistas valientes en el ruedo.
    :)

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, este comentario tuyo, es el más hermoso que me han hecho nunca en toda la casi vida entera que llevo escribiendo.
    Yo... también me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
  5. Un gran honor es el que dejas en mis manos, Cinta. Un gran tesoro que voy a guardar por siempre en mi corazón, porque si ese es tu sentimiento, mi sentimiento es el de alegría.

    Y debes saber que ese comentario te lo mereces, y con mayor énfasis si cabe. Me alegra saber que he sido el encargado de hacer justicia con la gran artista que eres (que con el gran ser humano que también eres, intento hacer justicia a diario, tal vez con menos fortuna).

    Un gran abrazo y mucho más cariño.

    ResponderEliminar

Huellas.