A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 5 de marzo de 2009

Sin voz.


Hoy al entrar en mi blog, se me antojó una hoja en blanco… me sonó a música de libertad, sin comentarios, sin lectores, ni mapas, ni nada que observar- sola y blanca-

Y ¿de qué quiero hablar, ahora que sé que no me van a observar?
¿Me dejo llevar por esa hora mágica que aprovecha el amor, cuando la existencia aparece como otra hoja en blanco?

Está todo por decir…
Y también por escribir…

Hoy me voy a esforzar
por detener las horas del anochecer,
con el ansia de no dejarme escapar,
-yo misma a mi misma-
soltando los impulsos,
ya que escribo- no dejarme callar-
robarme la voluntad…

Y robarle a mis labios
la materia volátil del sentimiento,
-con suaves palabras-
apenas susurrando…
materia que sube desde mi corazón.

Me hubiera gustado que fuera más sencillo,
pero cuesta lograrlo.

Me hubiera gustado, que mi corazón
y mis labios,
se hubieran dado un abrazo,
pero no sé si entre el alma y el cuerpo
hay un encaje perfecto.

Sobran los labios
para cantar el amor…
El silencio calladamente,
guarda todas esas palabras
de materia volátil
de la que yo hablo.

Pero ahora,
yo no tengo una canción
¡Quería contarte muchas cosas!
y sin embargo…
de repente la pantalla ha reaccionado,
a mi se me apagó la voz
esa voz, anhelada
que solo escribiendo, no se queda en un conato
a filo de labios…
Y alguien llega,
y ha comentado- ¿Se atienden los reclamos?

-claro- yo fui la primera
que entré reclamando
esa voz, viva voz…
que modula el canto
al ritmo del vuelo
de mi corazón…

6 comentarios:

  1. Llegué sin querer por acá.
    Adoré tu hoja en blanco.

    ResponderEliminar
  2. Sublime página en blanco.
    Saludo amiga.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Isolina, por tu visita, puedes volver cuando lo desees. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rubenlois,me agrada verte por aquí, gracias por tu presencia y tus bellas palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Esto de empezar por lo último que has escrito e ir bajando como en una escalera… y llegar hasta esta página en blanco, que antes lo era pero que ya no lo es… Esto de sentir el golpe de la despedida o del desencuentro o de todas estas cosas…y esto de sentirme un poco “blandito”… me pide rebelión…

    Porque si tu poema es una obra de arte (que el arte lo llevas en las entrañas como llevas el alma y el corazón) y si debo reconocerlo expresamente y si lo debo agradecer como bien se merece alguien que comparte lo mejor de si misma con los demás, mi rebelión -jovial, por otra parte- me reclama que deje aquí la palabra “alegría”, que muchas veces no es tanto lo que es como lo que pintamos.

    Precioso lo que escribes.

    Un gran abrazo, buena amiga.

    ResponderEliminar
  6. Ay Uf Suri chiquillo no me mimes tanto que despues me hago una consentida jaja.
    Bueno en serio, solo un poeta como tú comenta en poesía tan naturalmente poesía, que sale sin pensar como las grandes obras maestras.
    Gracias reiteradamente.
    Viniendo de ti, es un soplo de ego para mi.
    :)

    ResponderEliminar

Huellas.