A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 12 de marzo de 2009

Un poco del Siempre...



Quiero contarte que soy y no soy… que antes no vine nunca y siempre me voy.

Yo sé que sólo soy
un rayito de toda la luz del alba,
y de la inmensidad del mar
solo una gota de agua
o del río su caudal,
que de tan poquita cosa,
ni quita la sed, ni puede saciar.
Y sé que soy tan solo
en el aire, un suspiro
que se mece alrededor… y es poco su alivio…
Yo sé que soy una brizna de hierba
doblada por el viento,
tragada por la tierra,
para la que solo soy,
una insignificante partícula,
materia…
También soy un trozo de nada,
que sin pena ni gloria
camina y luego pasa,
cruzando veloz como un exhalo
al universo inmenso.

Y sé que soy una entrega,
un calor, una dicha,
entregada a la vida…
dulcemente la vivo,
me tiene, la tengo, nos hemos tenido,
y luego dulcemente se va, me voy,
nos vamos…
entre azules brillantes, rompiente de nube…
ida de besos,
de la tarde y sus delicias,
y del poniente su cima…
Soy nada y muero…
pero absorbo la vida
y en su regazo me abrazo,
vivo y no espero-no tengo tiempo-
no sé cuanto tengo.

Yo soy todo eso y quizá poco más… y soy eso porque así me siento.
Pero lo que soy,
de donde vengo,
a dónde voy…
nadie me lo dijo.

Sólo sé que llegué sin dar mi permiso y me voy de lo mismo… y me llevo lo que no traje, mi nombre, que nombraron quienes me quisieron y a quienes tanto quise…
Espero encontrarlos en el tiempo largo, en algún lugar que se llame Siempre…
Ese lugar tan extenso, tan grande… Siempre… Siempre…

5 comentarios:

  1. Somos el todo y somos la nada. Tal vez sea así, pero ¡que precioso encontrarte en tu poesía engalanada, robándole sitio al fondo negro del papel sobre el que escribes!

    Poca cosa son las letras con las que escribes, tan aparentemente inocentes, tan diminutas y desordenadamente ordenadas. Pero que grande es tu poesía, tus empeños, tus dudas y tus certezas, tus penas y tus consuelos…

    ¡Somos tan poquito y tanto a la vez…! Pero tu eres, no lo dudes, un extraordinario ser.

    Me gustaría ver una foto de tu mano con un verso escrito en ella.

    Todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. precioso poema compañera

    besitos

    ResponderEliminar
  3. Es así el cúmulo de duda, variada como la vida misma, algo y otro a la vez, la dualidad del dulce y el veneno por el que vivimos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. nos baste ese alivio, por que no se puede dar lo que no es de uno,te baste ese poco de agua... agua que llevas consigo para atravezar el desierto hacia el siempre.

    ResponderEliminar

Huellas.