A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 31 de marzo de 2009

Y tan breve...




Como me desarma y utiliza con saña
para atraer a la nostalgia,
esa distancia grande
que nos guardamos.
Como me consuela
que a la vez sea tan breve
y eternamente intente
achicarse en vano…
Y como me sumerge en la espera
arraigándose lentamente,
poco a poco
sin delirio
por no hacer más grande el intersticio…
Se hace breve esa distancia
por medio de la palabra,
esa palabra que se hace grande
como esa distancia,
que lucha de continuo,
para asir el sentimiento.

1 comentario:

  1. Porque hay palabras no hay distancias.
    Gracias amiga. Conmovedor.

    ResponderEliminar

Huellas.