A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 12 de abril de 2009

Sueño Dormido.



Esta noche he tenido un sueño muy extraño “he soñado conmigo”
¿Sabe alguien descifrar los sueños?

Aún estoy desconcertada, “yo de pie apoyada en los cristales de una gran ventana a mi misma me miraba en otra estancia, en un salón extenso sentada en una silla como si esperara… Al rato sentí sueño y me vi con las manos apoyadas en la madera labrada de los brazos de la silla, sentí un peso entre los dedos y uno de los brazos se me quedó suspendido, los dedos relajados, caídos... de repente sentí en ellos una ligera sacudida, yo me miraba dormida, para mi yo dormido aquello habría sido un gesto insignificante y privado, una señal de intimidad, en cambio para mi yo despierto fue un desconcierto, mi respiración era casi profunda, silenciosa, aunque no regular, seguía observándome y noté una cierta cadencia, mi cabeza se dejó caer como abandonada en la parte izquierda del respaldo de la silla, sentí una oleada de emoción y de miedo.
¡No podía ser cierto! ¡Qué absurdo sueño¡
La magnificencia del lugar, un sinfín de velas y de cuadros, jarrones de cristal con flores, cestas de fruta, un piano en un rincón, una pluma y cuartillas regadas por la estancia, y a un lado un hueco sin puerta que insinuaba un corredor sin fin…
los suelos claros de ricos mármoles, una luz blanca que inundaba la sala… parecía a veces una visión futura y otras se me antojaba que solo faltaba el ama de llaves…
Mi yo despierto cerraba y abría los ojos incontables veces por instante, como asegurándome que todo aquello era una visión, un error, pero aquella era yo… dormida.
Tenía un aspecto que a ratos parecía terrenal y a ratos de cualquier increíble lugar, qué extraño…
La línea respingona de mis gruesos labios se había suavizado, la sonrisa pegada, sin apenas despegarlos, mi mentón partido, mi nariz pequeña, el pelo abandonado cayendo entre los barrotes de la silla y algún mechón descuidado sobre la frente, en mi cara una expresión que denotaba los sueños serenamente y una inocencia infantil que era un auténtico despilfarro… estaba serena y mientras me observé durante un largo rato pensé. ¿Cómo podría saber cual era mi yo real si la que de pie miraba o la dormida sentada?
Entonces me desperté, cogí una de aquellas velas y subí una enorme escalera, antes de que pudiera recuperar el aire por el ascenso, ya me había despertado… y sentí una sensación de desamparo, como si algún hilo del sueño, se me hubiera escapado y quedara suelto, flotando…Con la mano cerrada golpeé el cristal de la ventana para ver si mi yo misma miraba, ella giró su cabeza por encima del hombro, sin llegar a volverse del todo, continuó con los brazos al aire, como de puntillas y mirándome me dedico una sonrisa llena de paz y en cambio a mi me inquietaba la incógnita que no era capaz de resolver, y en medio de una luz excesivamente blanca tuve que achicar mis ojos hasta convertirlos en dos rayas, mientras ella desaparecía…
¿Contempló mi sueño despierto a mi sueño dormido en un sueño?

4 comentarios:

  1. Quizás no existes físicamente y solo eres intelecto. Estás en un cuerpo prestado y caminas sin destino... ¿Qué has hecho?
    ¿no conoces el amor?
    ven y habla... te espero.


    pacobailacoach.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Jaja Hola Paco, bueno, yo existo, tengo cuerpo, alma y como bien dices algo de intelecto, pero eso de que no conozco el amor... es muy aventurado por tu parte dejarlo aquí no?
    tú crees que si no conociera el amor, escribiría de él tanto? y qué hice? hice lo que todos, conocer el amor, la amistad, el desamor, en fin pasar de sentimiento en sentimiento y a tinta desangrarlo....
    Gracias por visitarme Paco, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un pavorreal se pasea
    por un desván en penumbras
    y a su paso, que deslumbra,
    la oscuridad se voltea.
    ¿Qué transformó pluma en tea
    de apariciones umbrías?
    ¿Qué pasión, qué melodía
    tocó el corazón humano
    para conducir la mano
    del sueño a la poesía?

    Silvio Rodríguez (Del sueño a la poesía)


    Disculpa Cinta... estoy seco...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que si conoces el amor, en todas sus variantes, porque tienes todas las clases de amor, repartidos por este maravilloso blog.
    Quizá temas que la Carol mundana, diaria, terrenal, pierda a la eterea, un beso .

    ResponderEliminar

Huellas.