A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 10 de abril de 2009

Te estoy Pensando.




Hay noches en las que te acostumbras a la gradación de tonos que anuncia el alba, y al otro día te resulta difícil concentrarte en el trabajo cuando tu pensamiento vuela hacia lugares insospechados… con una alegría en los ojos que se escapa por los labios y una satisfacción manifestada en algo tan simple como una sonrisa…Así pienso en ti.

Cuando lo hago no hay color gris y me produce un entusiasmo tozudo y profundo que me llena de fuerza y siento voracidad por lo que voy descubriendo y que me sale al encuentro… Cuando me siento en el escritorio-absorta- mientras te estoy pensando, cambia hasta el gesto de mis manos si apoyo en ellas la barbilla, y se me da, un cambio de proporciones diversas… y entonces escribo…

Se me ensancha el pecho y algo que no defino, va abriendo caminos hasta mi garganta y un sabor dulce de caña, se va acurrucando a mis labios… agarro el bolígrafo y hablan mis manos… Lo que dicen es de mi corazón, un calco exacto… El corazón es ancho, como el mundo y los pensamientos nuestros… Te estoy pensando…

2 comentarios:

  1. Esos momentos singulares e irrepetibles en sí, como el que tan bien relatas, son los que a uno terminan por reconciliarle con las cosas más bellas de esta vida.

    Un abrazo, Karol. Me estreno contigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dédalus, gracias por vistarme y dejarme ese comentario tan hermoso, sí tienes razón, esos momentos nos reconcilian con las cosas más bellas y hace que lo veamos todo de más colores que los ya poquitos que quedan en la acuarela de este mundo, porque como tú bien dices en tu blog,"Es difícil mantenerse optimista, en un mundo como el que tenemos, complejo e inestable, regido por la incertidumbre; en una vida que nos enfrenta permanentemente a cuestiones de profundo calado como la búsqueda de la felicidad, las conmociones del amor o el tan humano temor a la muerte" Si Dédalus así es, por eso hay que buscar los colores en las cosas que con tanta amabilidad dices que relato bien, gracias y vuelve por favor porque para mi es un honor que quien escribe como tú me lea a mi, esta aprendiz y principiante de todas las cosas. Gracias de nuevo, ah y tu hija es una joven muy inteligente, :). Un abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.