A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

lunes, 29 de junio de 2009

Historias Contadas 3_ Se quejaba un poeta...


Fulano o mengano sigue prensando sus manos en versos imaginarios y guardándolos entre las hojas amarillentas de un libro que cuelga en Internet…

A pesar de que en sus páginas todo está ya releído, y solo le quedan escritos del pasado, ajado, descolorido, terminado.

Se sienta cada tarde un ratito delante de su PC y divide el mundo en dos mitades, en uno se muere y en el otro intenta renacer.

Ajeno al revoltillo de realidades inventa estaciones, lluvias, amores que pueblen sus horas muertas. Pegada a sus hombros su casaca del color de la esperanza, guardián celoso de su soledad, las palabras de antiguos versos se marchitan cada atardecer, como cada uno de sus amores(piensa él) hermoso pero breve.

El amor oculto cruje en su corazón como las flores secas al pasar la primavera, infinitamente bello pero estéril, todo lo que tocaron sus manos se le ha ido esfumando y sabe que está en la recta final, esa que le ata entre el nudo que lleva ahora en la garganta y el pasado…

Pero la vida es otra cosa…

Los días transcurren entre escritos deshilachados de tanto enmendar la labor_ no es poeta_ pero si en su corazón, se hace poeta quien revuelve los inviernos sin abrazos, fiel a la vida amarga que se cuela por los agujeros de su memoria … tan inevitablemente infiel…

Sus manos estallan en caricias sin dueños ásperas de tanto labrarlas, a veces mientras trabaja, llora… llora lágrimas por los poros de su piel y por los canales de sus ojos resbalan ríos caudalosos _tuvo tanto entre sus manos_ resbalaron entre ellas y la primavera abajo…

Entre sus últimos versos se esconde una anémona que intenta esconder pero que se lee a destajo _abandono_ desahucio. Dicen que el primer amor no es el mejor, dicen que el mejor es el último el que más refresca, murió el amor, murió el poeta, pero no siempre, está perdido el que camina errante... como tú... poeta caminante...

7 comentarios:

  1. Guaaauuu!
    Mi niña, no se si eres spsicóloga,maga o poeta,
    si me conoces, o es casualidad, pero me llegastes al alma.
    De lo mejor que he leído.
    1002 besos

    ResponderEliminar
  2. precioso ,me ha encantado , un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  3. Muy buena descripción de lo que no se puede describir, un poeta, poesía, letras.

    "Pegada a sus hombros su casaca del color de la esperanza, guardián celoso de su soledad, las palabras de antiguos versos se marchitan cada atardecer, como cada uno de sus amores(piensa él) hermoso pero breve."

    Me encanta.

    Saludos Karo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Yob, ah tú por aquí, gracias por venir.
    Aunque no haya palabra que pueda asemejarse al sentimiento, puedo asegurarte que todo se puede describir, las metáforas calcan y hacen que las cosas pierdan su dificultad, sobre todo en la literatura. Prueba. :) un besote.

    ResponderEliminar
  5. hay golpes en la vida tan fuertes yo no sé, escribía el peruano... y aquí es como si las expresiones más fuertes intentan como renacer de una poesía contenida en sí misma...

    "... Dicen que el primer amor no es el mejor, dicen que el mejor es el último el que más refresca, murió el amor, murió el poeta, pero no siempre, está perdido el que camina errante... como tú... poeta caminante..."

    ese final de lujo... poeta caminante.





    besos.
    isra.

    ResponderEliminar
  6. Karol_a.... me has dejado mudo. Precioso, preciosísimo!!! Desde luego, quien te haya inspirado... qué suerte tiene!

    Besossss

    ResponderEliminar
  7. Mirándome a mi mismo -en esa entrega a mi adorada Giulietta- me pregunto que fin tiene amasar tanta palabra y desprender tanta emoción. Y, más allá de tan bella doncella, me pregunto por qué razón llevo dos años escribiendo, aquí y allá, sin tener un claro motivo. No hice una gran obra, no gané popularidad, no me enriquecí.

    Sin embargo, miro atrás y me digo: gocé y viví.

    Creo que en todo hay un sentido. Tal vez, hasta lo tenga el sinsentido... ¡Quién sabe...!

    Fantástico texto, de los que te hacen bullir en reflexiones.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.