A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 2 de julio de 2009

Antonio.


Antonio se levanta muy temprano antes de acudir al trabajo para cuidar y regar el jardín, y antes de que los cuarenta grados de sol, evaporen el agua de inmediato.

Hace tiempo que lo observo más contento, tiene el ánimo de los que se están recuperando.

Antonio es profesor de Sociales en un instituto de secundaria, tiene 40 años y es mi vecino, sí, el que me observa desde su terraza cuando a pie de mis ventanales me siento en el PC.

En aquél tiempo tenía novia, es un chico agradable, simpático, correcto y con mucho estilo, era la alegría de los vecinos con su buen humor, siempre tiene una frase amable para los demás y además muy original, él no es de los que te sueltan piropos como los que oyes por la calle, su simpatía lo hace diferente, por ejemplo a mi cuando me encuentra en la escalera o en el ascensor por poner un ejemplo me dice: “Ay Carolita, si no fueras tan jovencita y yo no tuviera noviecita, otro gallo cantaría” y de inmediato imita totalmente distorsionado el canto del gallo…

- pero Antonio si lo haces fatal, pareces un gallo ronco.

- Claro Carolita, no podía ser de otra manera, por eso te dije que otro gallo cantaría.

y lo hace con tanta gracia y ternura que tienes que reírte sin más.

La última vez que hablé con él antes de desaparecer, estaba en la terraza con su novia Lorena, muy contentos ambos y abrazados, al mirar a mi ventana, oí como me llamaba: “vecina, vecina asómate anda que te vamos a dar una noticia” me hice de principio un poco la loca, y entonces me suelta” Vecinaaaaa, esa rubia, esa que le da tanto a la pluma y que no mira (a grito pelado) así que me asomé a la terraza.

- Antonio cállate anda, deja de gritar, pero que pelma eres, Lorena no sé ni como lo aguantas.

- Carolita ¿Sabes? Lorena y yo nos vamos a casar, en dos meses te mandamos la invitación a la boda.

- Qué bueno Antonio, me alegro por los dos, y sí que iré, que bueno que te cases, bueno al menos me dejarás algo tranquila jaja… que te aguante tus momentos de aburrimiento, la santa de tu mujer…

- Vaya vecina, creí que me apreciabas más, pero te vas a fastidiar, porque no me pierdes como vecino, sino que ganas una más… y se reía a carcajada limpia.

Así es Antonio, bueno era… después de aquél día dejé de verlos de repente, la casa estaba cerrada y por ella no venían, me extrañé mucho, pero pensé que estaban liados con los preparativos de la boda.

Pasaron dos meses y no recibí la invitación para la fecha que dijeron y Antonio y Lorena se los tragó la tierra, y la casa vacía con las persianas bajadas a cal y canto, ya me estaba preocupando.

Un día lo vi por la calle, casi no lo reconozco, confieso que me desconcerté, pues no parecía él.

Antonio iba cabizbajo, con la espalda algo inclinada, estaba muy delgado y miraba al suelo, pero no para mirarlo, ni tampoco en un gesto de timidez ni modestia ni humildad, no, Antonio llevaba un gesto de dejadez, dejadez absoluta por las cosas que le rodeaban, por la vida, vida que parecía no vivir y que latía a su alrededor y no quería verla.

Era una actitud de total desinterés, alejado de todos, abstraído y el nunca fue así, entonces imaginé que había una historia escondida detrás del gesto de mi alegre vecino..

Me sentí tan desconcertada, que dejé que pasara por mi lado sin advertirme-eso en él era algo impensable- me apené bastante y estuve unos días llamando a su puerta, nunca había nadie.

Continuará.

6 comentarios:

  1. Molto bella anche questo post...complimenti!
    Ciao
    Vito

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, me tiene intrugada el final de esta historia. Un abrazo grande!!!!

    ResponderEliminar
  3. sería bueno hablar con él, o al menos acompañarlo silenciosamente en la tragedia que ha de estar viviendo..es en momentos como ese que los amigos deben de estar alli...aunque sea para estorbar..es en momentos asi que alguien nos pone enfrente de, la vida occila ayer alegria hoy penas, es la vida, ni justa ni injusta solo hay que estar juntos.

    un abrazote cinta y gracias por el saludo nos encontramos por los bares ..cuida la salud eh, chauuuuuuuuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  4. Esto de empezar a leer por lo último...

    ResponderEliminar
  5. Jaja Suri, pues no, este es el primero, el segundo el de más arriba y el tercero y último aún no lo puse, lo pondré.
    Gracias por leerme, besos.

    ResponderEliminar

Huellas.